Noticias del español

| | |

| El litoral, Argentina
Viernes, 17 de Octubre del 2008

EN DEFENSA DE NUESTRO IDIOMA

Hablamos y escribimos mal. Sin visos de revertir esa tendencia, cada día inventamos términos «nuevos», generalmente incorrectos, desechando el amplísimo abanico de palabras que ofrece nuestro idioma.


En la última revista de Adepa, al respecto se editorializa con el título de «El idioma maltratado» y se ofrecen notas sobre «la demolición del lenguaje» donde se refiere al escaso léxico de los jóvenes, la formación de los futuros periodistas y el rol de los medios de comunicación masiva».

Dice el editorial de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas, a la que pertenece El Litoral:

«Desde el momento mismo de su creación, hace más de 45 años, nuestra Institución, como no podía ser de otra manera, es una inclaudicable defensora de la pureza del idioma, no solamente entre sus miembros directos sino en todos los campos de la comunicación».

Hoy, más que nunca, desde diversos medios electrónicos se deforma y vapulea el castellano. Desde los avisos publicitarios repletos innecesariamente de palabras en inglés, las radios que difunden hasta el hartazgo canciones en ese idioma o los simples nombres de los comercios que pretenden ser atractivos e importantes si se presentan en el idioma de Shakespeare.

Los locutores de radio y los animadores de la televisión parecen competir en maltratar el castellano. Particularmente en la televisión, eso es mucho decir, porque en nuestro país la penetración de ese medio llega al 90 % de los hogares.

Las «tribus» urbanas, tan de actualidad en estos días, sólo utilizan según los expertos, unas doscientas palabras, plagadas de lunfardo. Embarcadas en la cultura de la diversión, quieren ser parte de una comunicación globalizada.

Como dice el presidente de la Academia Argentina de Letras, Pedro Luis Barcia, «estimulan, además, un vocabulario del chateo, que es cada vez más pobre, limitado y amputado». No leen los diarios porque los consideran con un «lenguaje aparatoso y aburrido». Con los años se darán cuenta de que sin un vocabulario rico, no podrán transmitir sus emociones de manera fluida y clara, porque la cultura fragmentada del videoclip y del zapping no contribuyen a la conceptualización.

El castellano es hablado en 23 países de los cinco continentes por más de cuatrocientos millones de personas. La lengua española es la cuarta a nivel mundial y crece sin cesar. En los Estados Unidos es, por lejos, el segundo idioma, con 45 millones de residentes que se expresan a través de él y donde siete de cada diez estudiantes de las universidades lo eligen.

Como dijo el mexicano Carlos Fuentes, «el español es el idioma que con mayor frecuencia ofrece el repertorio más amplio del humano, de la personalidad individual y de la proyección social, escribimos como decimos y decimos como escribimos».

Aspiremos, junto con Fuentes, a que esto se haga carne entre nuestros jóvenes, lamentablemente tan alejados de la lectura. En el pedido incluyamos a muchos de nuestros periodistas, incluídos los de la prensa gráfica que, si bien es la más respetuosa de la esencia de la escritura, también peca por la escasez de su vocabulario o por la ignorancia del significado real de las palabras».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: