Noticias del español

| | | | |

| Redacción Iberarte
iberarte.com, España
Viernes, 9 de mayo del 2008

«EL VALOR ECONÓMICO DEL ESPAÑOL: UNA EMPRESA MULTINACIONAL»

La potencia económica del español: cerca del 9 % del PIB mundial actual «en manos» de los hispanohablantes.


En Casa de América de Madrid se ha celebrado el IV Seminario sobre «El valor económico del español: una empresa multinacional», dirigido por los profesores José Luis García Delgado, José Antonio Alonso y Juan Carlos Jiménez.Este encuentro se enmarca en la línea de actividades del programa Fórum de Fundación Telefónica y más concretamente en el proyecto de investigación que lleva el mismo nombre que el seminario, que ya ha dado lugar a anteriores seminarios celebrados en Sevilla, Montevideo y Alcalá de Henares. En la reunión tuvimos ocasión de encontrarnos con expertos de primera línea relacionados con la creación y normativa del español, la economía de la lengua, así como la incidencia de las tecnologías en el uso del idioma.

Algunos extractos de esta investigación:

El español, lengua de ciencia y tecnología en la sociedad del conocimiento

Guillermo Rojo

Uno de los cambios de mayor importancia producidos en la llamada ‘sociedad de la información’ es, sin duda, el hecho de que cualquier persona con acceso a Internet tiene a su disposición el contenido de miles de millones de documentos, a los que puede acceder sin salir de su casa o moverse de su oficina. Esos miles de millones de documentos están escritos en varios cientos, quizá miles, de lenguas, lo cual significa que una parte considerable de esa enorme masa de información resulta inaccesible si no se dispone de los recursos necesarios para poder recuperarla sin que las diferencias lingüísticas supongan una barrera infranqueable.

La lingüística contemporánea ha tenido que enfrentarse con el problema, adaptar una parte de sus modos de trabajo y, sobre todo, desarrollar la llamada ‘tecnología lingüística’ para diseñar y construir los procedimientos automáticos que, ahora o en un futuro relativamente próximo, permitan a los miles de millones de usuarios de Internet recuperar la información que les interesa sin que la enorme diversidad lingüística constituya un obstáculo insalvable.

El español, lengua de intercambios económicos

Juan Carlos Jiménez

Aránzazu Carbona

La potencia económica del español a escala internacional depende, por un lado, del número de sus hablantes en todo el mundo; pero también, por otro, de la capacidad de compra, en términos de renta per cápita, de estos hispanohablantes. Al poner en relación a la población que habla español en el mundo con su renta media se obtiene una cifra estimativa de 4,2 billones de dólares al año. Esto viene a suponer cerca del 9 % del PIB mundial actual «en manos» de los hispanohablantes (unos dos puntos porcentuales más de lo que representan éstos en términos demográficos en el mundo). Porcentaje que hay que manejar con suma cautela, entre otras cosas porque ese «poder de compra» sólo se traduce en una pequeña fracción en bienes y servicios que incorporan «lengua», si bien ésta es un factor capaz de multiplicar los intercambios de todo tipo.

De los cálculos presentados se sigue que compartir el mismo idioma es un factor que aumenta en torno de un 190 %, controladas las demás variables, los intercambios comerciales internacionales. Estímulo que, además, aparece claramente más intenso en el caso del español que del inglés: en la más prudente de las estimaciones, el español multiplica los flujos comerciales entre los países que lo comparten en casi un 290 %; el inglés, aunque de un modo también muy intenso, en algo menos del 240 %. Lógicamente, lo que refleja este resultado no es la importancia respectiva de ambos idiomas en el comercio internacional, mucho mayor en el caso del inglés, sino lo fundamental que resulta el español dentro del conjunto de países que constituyen su gran condominio lingüístico.

El comercio no es, en todo caso, sino una de las facetas en que se manifiestan los beneficios de una lengua común. Los movimientos internacionales de capital, sobre todo en su forma de inversión directa (empresas de un país que se establecen en otros), se ven favorecidos por la reducción de «distancia psicológica» que ésta supone. Por eso se está en condiciones de presentar una metodología (sobre bases similares a la empleada para el comercio) con el fin de examinar cuantitativamente la importancia de la lengua —y del español, en concreto— en la dirección y cuantía de las inversiones directas exteriores.

La contribución de la lengua española a la renta nacional y al empleo: una aproximación macroeconómica

Agustín Cañada

Javier Girón

Según las conclusiones provisionales de este estudio, basado en la utilización de técnicas macroeconómicas y datos de la contabilidad nacional, las últimas estimaciones del valor económico de la lengua española situarían esta cifra en torno a un 15 % del PIB para el año 2004, fecha a la que se refiere el estudio.

El estudio incorpora también una estimación del empleo que se puede atribuir a la lengua española y que se cifra, para dicho año 2004, en torno al 16 %.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: