Noticias del español

| | |

| César J. Palacios (Canrias 7.es)

El tesoro del habla canaria

El profesor majorero de la Universidad de La Laguna Marcial Morera acaba de publicar su Diccionario histórico-etimológico del habla canaria. Una magna obra monumental, de 1.120 páginas y más de 16.000 entradas propias del habla isleña, sin parangón en la filología española.

El nuevo Corominas canario ha sido editado por el Cabildo de Fuerteventura, con la vocación de convertirse en una herramienta imprescindible para todos aquellos que se expresan en el hermoso español insular.

Porque además de explicar el significado de los diferentes canarismos en uso, incluye un apretado estudio etimológico sobre su origen y una minuciosa documentación respecto al uso histórico o literario de cada voz que permite descubrir el momento de su incorporación al habla canaria.

Sin embargo, Morera rechaza de plano la exclusividad dialectal de la región. En su opinión, las entradas recogidas en su diccionario «no son palabras auténticamente canarias, pues tan español es silla como majalulo». Y pone otro ejemplo. «Gofio no es palabra guanche, es completamente española. Hay que verlo así, pues pensarlo de otra manera es engañarse. El diccionario no hace otra cosa que recoger las palabras españolas de Canarias, por mucho que a algunos no les guste este nombre».

El profesor también critica que la gran aportación canaria al enriquecimiento del español no haya sido reconocida por la Real Academia de la Lengua. Una incongruente decisión porque, como demuestra Marcial Morera, el español de América se gestó en Canarias. Y sorprendentemente, el español canario nació en sus dos islas más occidentales. «Se conforma en el siglo XV en Fuerteventura y Lanzarote a partir del español de los andaluces (por eso somos seseantes) y con todas las incorporaciones de guanchismos, portuguesismos o arabismos. Concluida la conquista, desde ellas pasará en el siglo XVI a las islas de realengo y luego cruzará el Atlántico. El español que se lleva a América es el andaluz, pero con un vocabulario que en buena medida nace aquí».

Préstamo portugués.

Hasta 1.500 palabras originarias de Portugal, la mayoría referidas a la mar, ha encontrado el profesor Marcial Morera en el habla canaria, frente a apenas 100 o 150 guanchismos y menos de 50 americanismos. Porque como explica el filólogo, la inmensa mayoría de las casi 13.000 voces de su diccionario histórico-etimológico son canarismos de raíz española. «El diccionario descubre que la inmensa mayoría del léxico tradicional de las islas no son más que el desarrollo de raíces que están en el español general, explica el profesor majorero.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: