Noticias del español

| |

| Manuel Planelles
El País, España
Martes, 29 de enero del 2008

EL SEXO DE LAS LETRAS

Una plataforma presenta en Córdoba (Andalucía) su campaña contra el lenguaje sexista.


La escritora Carmen Conde fue la primera mujer que ingresó como académica de número en la Real Academia Española de la lengua, el órgano que elabora las reglas normativas del castellano. Y no fue hasta 1978 cuando se abrió esta puerta cerrada hasta entonces a las féminas. «Actualmente sólo hay tres mujeres en la Real Academia», indicó ayer Rafaela Pastor, presidenta de la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres.

Coincidiendo con la presentación de la campaña por la erradicación del lenguaje sexista, Pastor reclamó que esta institución también contemple la paridad como criterio para la elección de los académicos. Lo que persigue esta asociación es eliminar de la lengua los rasgos sexistas y que las mujeres estén también suficientemente representadas en la academia es una forma de lograrlo.

Según el razonamiento de esta plataforma, «el lenguaje está construido desde un sistema social patriarcal y, por tanto, injusto y desequilibrado». «Ya no se aguanta recurrir al razonamiento de que algo no es correcto gramaticalmente para negar un lenguaje no sexista apoyándose en los patrones que marcan lenguas clásicas como el latín», afirmó Pastor. Según esta plataforma, el latín se forjó en una «época en la que las mujeres» eran tratadas «como esclavas y eran los hombres los que decidían y concentraban todo el poder». Por ello, el latín «nos supone un lastre, ya que validamos nuestra sociedad mirando siempre a un pasado en el que no se ha tenido en cuenta a más de la mitad de la humanidad, que somos las mujeres».

Según Pastor, términos como miembra o jovenas deberían admitirse como correctos. «La lengua es algo vivo y la Real Academia admite que se integren nuevos términos, aunque parece que se sienten más cómodos con las palabras anglosajonas», añadió la presidenta de la plataforma. «Si tenemos que destrozar el lenguaje para que tengamos espacios de igualdad se deberá hacer», indicó.

Pastor abogó ayer por «el cumplimiento, tanto de la Ley de Igualdad estatal como la andaluza, así como del Estatuto de Andalucía, en cuanto al lenguaje». Según dijo, «en los tres textos citados aparece explícitamente el derecho a un lenguaje no sexista». Además, Pastor exigió «el cumplimiento de la Ley de Igualdad con el mismo rigor que el resto de las leyes de este país» y propuso al PSOE que así lo recoja en su programa electoral, «dado que ha sido este partido político el que ha mirado a las organizaciones feministas y ha hecho posible la Ley de Igualdad». La presidenta de la Plataforma de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres demandó también que se vele por el cumplimiento de esa norma legal «a través de inspecciones que sancionen aquellas actuaciones que no se atengan a la ley, de la misma manera que se sanciona a la ciudadanía por aparcar mal un coche».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: