Noticias del español

| | | | | | |

| Agencia EFE

El seminario histórico de Comillas será desde el 2010 una referencia del español

El Seminario Mayor de Comillas reabrirá en mayo del 2010 sus puertas para convertirse en la sede del Centro Internacional de Estudios Superiores del Español (CIESE), que cuenta ya con una imagen en todo el mundo pero que, a partir del curso 2010-2011, se enfrenta al reto de materializarla.

Así lo cree el director de la Fundación Comillas, Ignacio Gavira, responsable, desde agosto, de poner en marcha este centro, cuyo proyecto comenzó hace más de cinco años para transformar el edificio histórico de la Universidad Pontificia en la sede de un proyecto de Estado para la difusión del español en el mundo.

Y, en especial, para la «formación de formadores», aunque Ignacio Gavira opina que el CIESE no debe renunciar a acoger cursos para cualquier ciudadano del mundo que quiera aprender la lengua de Cervantes. «Va a haber de todo», asevera en una entrevista con Efe.

Gavira matiza que además de una amplia enseñanza, este centro dirigirá su oferta al mercado de habla no hispana pero también al que habla español, es decir, a Latinoamérica, porque «hay que ser ambiciosos».

El director de la Fundación Comillas es consciente de la oferta que hay de formación en español en el mundo, pero asegura que sigue habiendo mercado para la enseñanza de esta lengua y, más, para un centro como el CIESE, en el que va a destacar la excelencia en la formación.

Además, este centro tendrá otro foco de atracción: «un edificio de lujo», como es el seminario diseñado en 1881 por el arquitecto catalán Lluis Domenech i Montaner y en el que hace años se formaron algunos de los más destacados sacerdotes del mundo.

A partir del curso 2010-2011, este edificio modernista acogerá el Centro Internacional de Estudios Superiores del Español, aunque dentro de un mes, en noviembre, las puertas de un Seminario Mayor rehabilitado estarán abiertas para colocar el equipamiento de la sede de la Fundación Comillas y de las aulas, en las que permanentemente podrán estar 150 alumnos.

Sin embargo en el 2012, cuando se pretende que el CIESE esté a pleno rendimiento, este centro llegará a acoger a más de 2.000 alumnos, y como toda institución dedicada a la enseñanza no logrará ser autosuficiente y seguirá contando con el apoyo de sus patronos.

El Gobierno central, el Ejecutivo regional, el Banco Santander, Telefónica, La Caixa, el Corte Inglés y Caja Cantabria son los patronos fundacionales de este proyecto, que incorporará próximamente a algún «mecenas» más.

Ignacio Gavira no puede adelantar todavía quiénes serán esos nuevos patronos, pero asegura que, como los que iniciaron este proyecto, van a conseguir con el CIESE «retornos evidentes» por la importancia que en el mundo tiene la promoción del español.

Y cree que todo esto justifica que nadie tenga «reservas» sobre el futuro del CIESE, porque además —recuerda— es «un proyecto de Estado» y cuenta con el apoyo de la Casa Real.

El director general de la Fundación Comillas considera, por ello, sólo «una formalidad» la firma del convenio de financiación de este centro, que se realizará cuando el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, y el Gobierno cántabro cuadren sus agendas.

A pesar de la satisfacción que le causa inaugurar la sede de este centro en un rehabilitado Seminario Mayor, Gavira recuerda que hasta dentro de tres años no se habrá acabado toda la reforma de la Pontificia, como la de su espectacular iglesia modernista, ubicada en el interior del edificio, y a la que vislumbra como el espacio para los grandes acontecimientos del CIESE.

Y quizá estos grandes acontecimientos puedan ser también seguidos por los jóvenes de todo el mundo que cursarán estudios en el único centro que la institución Colegios del Mundo Unido va a construir en España, y que se ubicará en el Seminario Menor y el edificio máximo de la Pontificia.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: