Noticias del español

| | | | | |

|

Agencia Efe

Martes, 18 de octubre del 2011

El rey destaca la importancia de las Reales Academias en un mundo competitivo


El rey ha destacado hoy la relevancia de las Reales Academias en un mundo «competitivo y globalizado» y ha afirmado que «el pacto entre saber y responsabilidad social» que representan estas instituciones «potencia el trabajo unido de los españoles para superar retos actuales y asegurar juntos el futuro».


Don Juan Carlos, acompañado por doña Sofía, ha acudido a la sede de la Real Academia Española para presidir la inauguración del curso académico de este conjunto de instituciones integradas en el Instituto de España, en una ceremonia en la que también ha participado el ministro de Educación, Ángel Gabilondo.

En su intervención, el monarca ha reiterado «el permanente compromiso de la Corona» con las Reales Academias, «tan necesarias para seguir impulsando la excelencia en las Ciencias, las Humanidades y las Artes» en España.

En concreto, ha agradecido «la investigación, los foros y las publicaciones» que promueven las Academias, así como «su labor de acicate para las jóvenes generaciones».

El jefe del Estado ha hecho hincapié en la labor de la RAE, que «ha sabido tender sólidos puentes de diálogo con nuestra sociedad y con el mundo», y se ha referido a obras «de tanto calado» como el Diccionario, la Nueva Gramática o la Ortografía.

«Estos grandes códigos refuerzan día a día la unidad del español como instrumento de comunicación universal», ha subrayado el rey, antes de valorar el apoyo de la Academia a la lengua como «un servicio que potencia las aptitudes, el talento y la proyección de cada español y de la entera comunidad hispanohablante».

Gabilondo ha reivindicado la importancia de preservar las Reales Academias como «instituciones activas y participativas», cuyos «nobles valores» abren posibilidades «plenamente vigentes y más necesarias que nunca» en este final de legislatura, «marcado por una sombría y persistente crisis».

«Necesitamos instituciones fuertes, volcadas en el conocimiento y su difusión, en la investigación, la ciencia y el estudio», ha advertido el ministro, antes de proclamar: «Todos nuestros desafíos deben afrontarse desde la cultura y la educación, en estrecha relación con universidades, centros de investigación y la sociedad en su conjunto».

En la apertura del curso, el director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, ha manifestado su convencimiento de que la educación «es el gran reto que hoy tiene planteado» la sociedad y de que es «mprescindible» afrontarlo con la certeza de que ese camino «es uno de los más seguros para superar las enormes dificultades de estos momentos».

En este sentido, ha dicho que la RAE colaborará «activamente» con el Instituto de España en su proyecto de investigación acerca de qué tipo de conocimientos deben tener los alumnos españoles al terminar sus estudios medios.

Darío Villanueva, secretario de la RAE, ha hecho un repaso de las publicaciones más importantes de las diferentes Academias, entre ellas la Ortografía de la lengua española, la Nueva gramática y el Diccionario biográfico español, una ambiciosa obra de 50 volúmenes, «que viene a cubrir un vacío clamoroso».

Víctor García de la Concha, director honorario de la RAE, eligió para la lección inaugural «la preciosa oda de Fray Luis de León 'Al licenciado Juan de Grial', uno de los más preciados humanistas españoles».

Eran los tiempos en los que Fray Luis fue denunciado por traducir al romance castellano El cantar de los cantares y no al latín, «lengua de la tradición de la Iglesia, lo que entonces estaba prohibido para impedir el acceso directo del pueblo llano a la Biblia. ¡Doble pecado lingüístico!», ha afirmado el exdirector de la RAE.

Esa oda contenía un programa de enriquecimiento de la lengua castellana y pretendía que su amigo cultivara «esa nueva corriente de poesía romance que ejemplificaba a la perfección Garcilaso de la Vega y que asimilaba temas, tonos y los más ricos recursos de la poesía clásica».

Fray Luis, ha añadido García de la Concha, incorporó a la lengua castellana «dos grandes tradiciones, la bíblica y la clásica, y se convierte de ese modo en el primer poeta humanista español en lengua vulgar».

En la polémica entre latinistas y romancistas Cervantes tomó partido a favor de los que escribían en castellano y cifró la norma «en armonizar naturaleza y arte».

El Instituto de España, que preside Víctor García de la Concha, integra y coordina a la Real Academia Española y a las Reales Academias de Historia, de Bellas Artes de San Fernando, de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, de Ciencias Morales y Políticas, de Medicina, de Farmacia y de Jurisprudencia y Legislación. 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: