Noticias del español

| | | | | | |

| Wílmar Cabrera Pinzón
eltiempo.com, Colombia
Domingo, 4 de febrero del 2007

EL PROFESOR SUPER Ó, EL HÉROE QUE DEFIENDE EL IDIOMA EN LA TV, HABLA DE SU TRABAJO

El presonaje, una creación de Martín de Francisco y 'Toño' Guerra, asegura que irá al IV Congreso Internacional de la Lengua Española en Cartagena, y revela en qué misión está.


Profesor Super Ó, ¿va a ir a Cartagena al IV Congreso Internacional de la Lengua Española o prefiere el trabajo diario en la calle?

– A mí lo del Congreso me seduce, tanto así que ya tengo tanqueado y parqueado el mariscóptero con la Sevichica emperifollada. Y déjeme decirle que, para mí, corregir tanto desaguisado no es un placer. ¡Cómo me va a gustar que constantemente vuelvan añicos al idioma español!

¿Es verdad que en Colombia se habla el mejor castellano?

– ¡Noo, por Dios! Nada más falso. Si aquí se hablara el mejor español del mundo, yo no tendría los juanetes en el lamentable estado en que los tengo, por correr a corregirle los gazapos a todo el mundo. Esa versión salió del complejo de inferioridad de algunos colombianos, que para sentirse mejor se inventan triunfos absurdos: el mejor policía del mundo o el segundo himno más bonito del planeta.

¿Por qué luchar contra la ignorancia idiomática, por qué no ser un héroe de los que se enfrentan contra Lex Luthor o el Pingüino?

– Cuando usted expresa un gazapo, crea confusión. Por eso, la ignorancia idiomática, en sí misma, es tan peligrosa como los villanos que usted menciona. Sin embargo, a mí, en particular, las redundancias, los pleonasmos, me vuelven oligrofrénico.

Supermán tiene a Luisa Lane; Batman, a la Batichica, ¿y usted?

– Usted insinúa que la Sevichica y yo tenemos un amorío. Me parece un descomedimiento. Nuestra relación es solamente profesional; ella es no sólo mi mano derecha en cuestiones idiomáticas, sino que además es un genio en la preparación de cocadas chocoanas.

¿En qué misión secreta está?

– Quería mantenerla en reserva, ya que puede generar una crisis idiomática, pero me veo obligado a revelarla: hace poco dos de los más grandes escritores colombianos cometieron un error idiomático de grandes proporciones que me dejó desconsolado: dijeron «visitar París», en vez de «visitar a París». Imagínese, si dos gigantes de la literatura cometen un error de este calibre, qué se puede esperar del resto.

¿Cuál es el yerro idiomático que lo pone como si fuera Supermán frente a la kryptonita?

– Los obvios, la mala utilización del «de que», el «habían». Sin embargo, hay uno en especial que me vuelve añicos: la utilización desmesurada del adverbio «demasiado». Por ejemplo: «Me gusta demasiado», «te quiero demasiado». En especial por parte de las señoritas que presentan las secciones de farándula, que ahí si la utilizan demasiado… demasiado mal.

Un error inaceptable

– Pluralizar el verbo haber cuando denota existencia, uno oye comúnmente decir: «Habían cuatro jugadores» cuando lo correcto es decir: «Había cuatro jugadores» y eso lo dicen sin sonrojarse congresistas y presentadores de TV.

Un error en los periódicos

– Un desacierto consuetudinario es decir: «Se baraja la hipótesis», ya que una sola hipótesis no se puede barajar. Lo correcto es decir: «Se barajan las hipótesis».

¿Quién le da más trabajo?

– En los últimos tiempos he tenido mucho oficio en el Congreso, tratando de erradicar la redundancia: «Volver a repetir». Les repito: decir «volver a repetir» está mal dicho.

En EE. UU. se inventaron un 'reality' que escoge el superhéroe para un cómic, ¿se 'perrateó' el oficio?

– Desconozco el asunto. Yo simplemente soy un vendedor de mariscos y un humilde superhéroe que lucha día a día por la buena salud del idioma.

No puedo terminar sin preguntarle si cometimos un error idiomático, decirle a usted que me corrija, sería como pedirle una vueltita volando a Supermán, adelante

– Trate de no utilizar palabras en inglés, no digamos reality, digamos programas de realidad. ¡Ah! y por favor la palabra «perratear» no existe en el idioma español, diga más bien: degradar, mancillar o humillar.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: