Noticias del español

| | | | | | | |

| Agencia EFE

El príncipe de Asturias apoya la difusión del español en la India ante la creciente demanda

El príncipe de Asturias subrayó la importancia del primer centro del Instituto Cervantes en la India para atender la «demanda creciente» de estudiantes indios que ven en el español «un instrumento idóneo para abrirse nuevas oportunidades» en el mundo, especialmente en la comunidad iberoamericana.

Tras reunirse con el ministro indio de Asuntos Exteriores, S.M. Krishna, y entrevistarse con el primer ministro, Manmohan Singh, el príncipe Felipe presidió, junto a la princesa Letizia, la ceremonia inaugural de la sede del Instituto Cervantes de Nueva Delhi, uno de los actos centrales de esta segunda y última jornada de la visita oficial a la India de los príncipes de Asturias.

Allí fueron recibidos por la directora del Cervantes, Carmen Caffarel, y el presidente del Instituto de Relaciones Culturales de la India, Karam Singh, así como por el director del centro, el experto en sánscrito Óscar Pujol, quien les proporcionó detalles sobre las actividades que alberga este edificio de nueva construcción desde hace unos meses.

Las instalaciones del Cervantes en Nueva Delhi, ubicadas en pleno corazón de la capital india, cuentan con un total de 3.900 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas y disponen de 18 aulas —una de ellas multimedia— y de un auditorio con capacidad para 150 personas, además de dos salas de exposiciones, un salón de actos para 40 asistentes, una sala de conferencias y una biblioteca.

Nada más acceder al vestíbulo, los príncipes, Caffarel y Singh fueron invitados a encender con una vela el candelabro de bronce que presidía la sala, siguiendo una tradición india que se practica en todas las inauguraciones oficiales.

A continuación, contemplaron cómo la conocida bailarina Geeta Chandran, acompañada por tres músicos, representaba con una coreografía tradicional hindú un fragmento de las Canciones entre el Alma y el Esposo de San Juan de la Cruz, traducidos al sánscrito para la ocasión por el propio director del centro.

También visitaron la exposición «Suite Vollard» de Picasso, que recoge un centenar de grabados realizados por el artista malagueño entre 1930 y 1937, por encargo del marchante de arte y editor Ambroise Vollard, y que han llegado al Instituto Cervantes de Delhi con el patrocinio de la Fundación Mapfre.

En el auditorio, el príncipe de Asturias señaló que la inauguración de esta sede es un buen síntoma del «momento dulce» que atraviesan las relaciones bilaterales y llega en un «momento de madurez» de estos vínculos, «cuando es notorio el gran interés que el español ha alcanzado en los ámbitos académico, laboral, económico, cultural y escolar» de la sociedad india.

«El Cervantes es la institución adecuada para responder a esa demanda creciente que sólo puede ser correctamente atendida mediante una enseñanza de excelencia que responda a las necesidades de unos alumnos que, con razón, ven en la lengua española un instrumento idóneo para abrirse nuevas oportunidades», recalcó el heredero de la Corona.

El Príncipe recordó asimismo que el español es ya el tercer idioma más utilizado en Internet y la segunda lengua de comunicación internacional, antes de destacar que, con ella, el ciudadano indio podrá incorporar a su haber «un instrumento valioso» para interactuar «con el gran espacio humano, cultural y económico que representa la Comunidad Iberoamericana».

Caffarel, que definió a este centro como «una de las mejores sedes» del Cervantes entre las 73 que existen en el mundo, llamó la atención sobre el hecho de que se haya construido al lado del templo de Hanuman, «el dios mono que Octavio Paz, siguiendo la tradición india, llamó “El mono gramático”», y explicó que los hispanistas indios reclamaban su creación desde hace años.

Este curso se han matriculado un millar de alumnos en el centro, que ha concedido ya 40 becas de estudio, ofrece diplomas de español y promueve un curso por Internet al que se han adscrito ya 200 estudiantes de la Indira Gandhi National Open University.

También tomó la palabra Singh para agradecer la apertura de esta «nueva ventana» hacia España y América Latina, así como para felicitarse por la labor de la Casa de la India inaugurada en Valladolid.

Después de descubrir una placa conmemorativa, los Príncipes recorrieron las instalaciones y se detuvieron especialmente en la biblioteca, bautizada con el nombre de Juan Ramón Jiménez, quien, junto a su esposa, Zenobia Camprubí, tradujo parte de la obra del escritor bengalí Rabindranath Tagore, el único Nobel de Literatura indio.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: