Noticias del español

| M. A. Bastenier (El País, España)

El ‘poder blando’ de la lengua (I)

El Poder Blando —soft power, término que inventó Joseph Nye— es la capacidad de influencia de un país o una cultura más allá de su potencia demográfica, económica o militar.

Y ese tipo de poder lo tiene la comunidad hispánica de naciones, que encuentra en su lengua un formidable instrumento de acción internacional, del que aún no se ha sacado todo su provecho.

La lengua, como decía Nebrija, es compañera del imperio. Pero el imperio del español se produjo mucho antes de que los medios de comunicación le dieran todo lo que pudo haber sido suyo. Y hoy es el inglés, basado en el imperio material de EE UU, hecho de literatura, cine y seguidismo natural del planeta, quien maneja el cotarro; no ha desaparecido, con todo, el Poder Blando del Reino Unido, que si no hubiera habido imperio difícilmente habría alumbrado la gran novela del siglo XIX, o, simplemente, Jane Austen no habría dispuesto del ocio remunerado para dejar de ser una spinster ingeniosa, pero ágrafa.

Leer más en elpais.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: