Noticias del español

| | |

| Abelino Moreno
Diario El Tiempo (Valera, Venezuela)
Domingo, 23 de abril del 2006

EL LENGUAJE COMO PATRIMONIO

En esta fecha se celebra el día del idioma español y en todos los países hispanohablantes se realizan foros, seminarios y otras actividades que buscan enaltecer y preservar nuestro rico y complejo idioma, hablado por más de cuatrocientos millones de personas ubicadas a lo largo y ancho del planeta. Incluso en la misma ciudad de Nueva York existe una representación de ciudadanos estadounidenses, miembros de la Real Academia Española de la Lengua, que se dedican al estudio y cultivo del idioma de Cervantes en esa ciudad cosmopolita.


Escuelas, liceos, universidades y otras instituciones de carácter cultural del mundo entero, dedican jornadas exclusivas al conocimiento de la vida y obra del más grande escritor de lengua española, como lo fue Don Miguel de Cervantes Saavedra, quien murió el 23 de Abril de 1616. Fue este gran escritor que con su talento y tenacidad contribuyó a fortalecer las bases de nuestro idioma, escribiendo muchas y valiosísimas obras que hoy forman parte del patrimonio cultural de la humanidad.

Las expresiones lingüísticas de cualquier pueblo o nación constituyen valores esenciales que deben conservarse en el tiempo y espacio y por consiguiente cuidarse con esmero. Por la diversidad de regiones y de acuerdo a la educación de la gente, el idioma se torna frágil y susceptible de degradación. Permitir o mostrarse indiferente ante los atropellos que sufre el idioma, es contribuir a su ruina. ¿Hacemos algo satisfactorio para la fortaleza y buen uso de nuestro idioma? Cómo respuesta apreciamos innumerables deficiencias en el conocimiento y dominio de tal.

Quizás sea culpa de muchos, pero lo cierto es que hoy día son pocos los bachilleres que tienen un dominio aceptable de nuestro idioma. Ortografía y sintaxis parecieran cosas extraterrestres y, un léxico razonable se transforma en misión imposible. La mediocridad abarca hasta instructores, maestros y profesores, que en asuntos de lenguaje, algunos de ellos no debieran ejercer la docencia.

En la educación universitaria, que debe continuar la formación integral del individuo, el buen uso del idioma se descuida notoriamente, salvo los dedicados a las ciencias jurídicas, periodismo, literatura, filosofía y afines. Es así como se oye de personas de algún grado de instrucción, expresiones de la más crasa ignorancia, tales como: «fuéramos venido», y otras.

La Real Academia Española de la Lengua fundada por el rey Felipe V el 3 de Octubre de 1714, cuenta con miembros en las capitales de los países donde se habla español. Desde sus inicios, esta institución hace esfuerzos para difundir normas y recomendaciones orientadas al cabal conocimiento, destreza y cariño por nuestro idioma, recogiendo las inquietudes y dando cabida a las expresiones y vocablos propios de la cultura e idiosincrasia de los pueblos de influencia hispana.

Teniendo como sede principal, la ciudad de Madrid, desde allí la Real Academia realiza una singular tarea por la fortaleza, vigencia y casticidad del idioma y como tal es una institución de investigación y divulgación. Entre sus primeras ocupaciones fue la de preparar un Diccionario que fue publicado en 1726.

Periódicamente el Diccionario se enriquece y se hacen nuevas publicaciones; la última edición data del año 2001.

En trabajos posteriores, la Academia Española ha publicado importantes obras, destacándose El Esbozo de una nueva Gramática de la Lengua Española y un sencillo texto denominado Ortografía de la Lengua Española. Estas obras se consiguen en las principales ciudades de los países de habla hispana y es deseable que con un pequeño esfuerzo económico, cada hispanohablante, pueda poseerlas y a través de ellas lograr un mejor conocimiento y uso más preciso de esa herramienta maravillosa, imprescindible en la comunicación y fuente de cultura, como lo es el lenguaje.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: