Noticias del español

| | | | | | | | |

| Radio Arlanzón (Burgos, España)
Martes, 21 marzo del 2006

EL INSTITUTO CASTELLANO Y LEONÉS DE LA LENGUA FIRMA UN ACUERDO CON LA AUTORIDAD NACIONAL DEL LADINO

Hace más de cinco siglos los judíos fueron expulsados de nuestro país. Fue en 1492. Con ellos se llevaron un idioma, el ladino o sefardí, nacido de la incorporación de términos hebreos y arameos al español. Unos 200.000 descendientes de aquellas familias en Israel y Turquía luchan por preservar esta cultura a día de hoy, aunque cada vez con más dificultades.


En el siglo XX el ladino conoce un rápido declive. El holocausto aniquiló físicamente a comunidades enteras. Por otro lado, la diáspora y las migraciones causadas por la propia guerra y posteriormente por la creación del Estado de Israel propiciaron el desmembramiento y aculturación de las comunidades. El mantenimiento del ladino como signo de identidad judía tenía poco sentido en Israel, donde una lengua considerada más propia de los judíos, el hebreo, había sido resucitada como lengua viva. Los sefardíes emigrados a países de habla hispana abandonaron rápidamente su lengua en favor del español, y las comunidades en lugares como Francia o Estados Unidos lo mantuvieron durante un tiempo, aunque relegándolo cada vez más al ámbito doméstico o de la comunicación entre amigos. El Instituto Castellano y Leonés de la lengua, preocupado por las dificultades que los sefardíes tienen para mantener el ladino, ha firmado hoy en Burgos con la Autoridad Nacional del Ladino, en colaboración con Caja Círculo, un convenio para conservar esta lengua en la región, especialmente en Burgos. El objetivo es preservar esta cultura, según explica Gonzalo Santonja, director del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua.

El vicepresidente de la Autoridad Nacional del Ladino, Moshe Shaul, señala que son muchos puntos comunes con el español, no sólo la lengua y la cultura. España es un aliado importante y, sobre todo, las fundaciones en la lucha contra la desaparición del ladino. Hay cinco universidades que dan clase en ladino ya en Israel y se han creado dos centros académicos que tienen como objetivo la recuperación del ladino como cultura.

Con este nuevo convenio firmado se inicia una época de intercambios para conocer esta cultura. Gonzalo Santonja anuncia un curso de escritura y lectura ladina en Castilla y León y un curso de castellano por Israel, con un posterior intercambio de alumnos.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: