Noticias del español

| | |

|

Francisco García Pérez

La Nueva España.es

Lunes, 28 de enero del 2013

EL IDIOMA ESPAÑOL ESTÁ DE MODA


Proliferan los libros que facilitan la corrección lingüística y las curiosidades sobre nuestra lengua, que en unos años será la segunda del mundo.


Si una persona desea hoy conocer cuál es la norma del español correcto, tiene a su alcance la Gramática, la Ortografía y el Diccionario de la Real Academia Española. Tras haber leído y aprendido y asimilado lo que enseñan las miles de páginas que componen las dos primeras y teniendo siempre a mano el último, estará al cabo de la calle, de una calle que le llevará mucho tiempo recorrer, años incluso hasta interiorizar todo el sistema del español.

Para facilitar las cosas, las librerías ofrecen cada vez más compendios, resúmenes o selecciones que permitan al curioso ponerse al día. Como estas normas del español correcto que ahora salen; como esta divertida y breve colección de curiosidades y preceptos de título larguísimo. Todo por la que en unos años será la segunda lengua del mundo.

El libro del español correcto se apoya, como no podía ser de otra forma, en los tres pilares antedichos (Gramática, Ortografía y Diccionario de la RAE) que marcan el español estándar.Frente al habitual comentario de que cada cual habla y escribe como le viene en gana, los varios autores del volumen coinciden en señalar que «la norma de hoy es la que es y es importante que el hablante la conozca, incluso en el caso de que decida no seguirla».

Se divide en cinco capítulos, dedicados los dos primeros al español hablado y escrito (muy fluidos, de fácil lectura); a los preceptos o consejos sobre el uso recto, el tercero (el más arduo, amén de extenso, por lo que se dirá); a un muestrario de textos orales, escritos y electrónicos: carta, memorando, currículo…, el cuarto (el más instrumental); y finaliza con las herramientas y los recursos con que cuenta el estudioso del idioma: diccionarios, para qué sirven la gramática, la ortografía… (el más informativo).

Es decir, ahí está todo: resumido, ordenadito, con algunos chistes para «corregir con humor» (chascarrillos más viejos que el catarro, todo sea dicho) y con curiosidades tales como la desaparición del término «sintagma», que ya no hay, ya no existe, muerto a manos del vocablo «grupo» o la expresión «grupo sintáctico», después de haber vuelto locas a varias generaciones de estudiantes de Secundaria. Muy útil, pues, en especial el apartado tercero: cuándo debo usar una preposición, cuándo y cómo las conjunciones, etcétera. Muy de consulta. Sin embargo, son varias las pegas que le encuentro al libro.

[…]

Leer más

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: