Noticias del español

| | | | | | |

| María José Nieto
El Mundo, Madrid (España)
Jueves, 25 de abril del 2008

«EL HIP-HOP APORTA AIRE FRESCO A LOS PLANES DE ESTUDIO Y A LA UNIVERSIDAD»

Francisco Reyes, profesor de Publicidad de la Complutense.


Amante del grafiti, muestra su preocupación por el pobre lenguaje de los estudiantes.


Comenzó bailando 'break', se ha dedicado al grafiti y conoce la historia del hip-hop en primera persona «desde el minuto uno en España». Francisco Reyes, profesor de Publicidad, ha conseguido llevar la cultura del hip-hop a las aulas de la Complutense.

Pregunta.– Dice que los jóvenes muestran un empobrecimiento del lenguaje, ¿a qué se refiere con eso?

Respuesta.– Por mi profesión y mi contacto con los jóvenes, he notado que tienen un vocabulario muy pobre, faltas de ortografía y una carencia importante de cultura general. El sistema educativo que han sufrido tiene parte de culpa, junto con los sms, el msn… El exceso de información provoca desinformación.

P.– El hip-hop está implantado como asignatura desde hace tiempo en países como EEUU, ¿cómo surgió la idea de hacerlo en España?

R.– De manera casual. Después de terminar la tesis doctoral sobre el hip-hop, mi director de departamento me lo propuso. En principio, parecía una 'marcianada', pero acabó siendo muy importante para mí y me abrió muchas puertas.

P.– La asignatura se llama Grafiti, 'breakdance' y rap: hip-hop y medios de comunicación, ¿por qué incluir el periodismo?

R.– Esa coletilla de comunicación es una cuestión de marketing. Hablo de los medios de, pero de los nuestros: de nuestros fanzines, programas de radio, de televisión, web… El grueso de la asignatura es historia del hip-hop.

P.– Este es el tercer curso en el que se imparte esta asignatura, ¿qué valoración hace del resultado?

R.– En estos años los alumnos que he tenido han acabado encantados. Hemos hecho cosas que no se pueden hacer en otras asignaturas, como meter un pinchadiscos en el aula o dar la clase en el metro mientras bailan los 'breakers'.

P.– ¿Qué es lo que engancha de la asignatura?

R.– Al alumno le gusta asistir a una clase en la que puede dar respuesta a muchos interrogantes que le surgen en su vida cotidiana y que nunca ha encontrado en un aula. La gente ve grafiti por la calle, pero no sabe quiénes lo hacen, cómo y por qué. Ese tipo de cuestiones son las que intento explicar en mis clases.

P.– ¿Se incluyen clases prácticas?

R.– No, sería una falta de respeto a la cultura hip-hop. Quien quiera aprender a 'rapear', pintar grafiti, bailar 'break' o 'escrachear', no tiene sitio en mis clases. Eso se aprende en la calle. Así lo aprendí yo y así lo aprenden todos los chavales que forman parte del hip-hop.

P.– ¿Qué opinión tienen sus compañeros catedráticos?

R.– En mi departamento están muy contentos con esto porque aporta algo de aire fresco a los planes de estudio y a la universidad en general.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: