Noticias del español

| Agencia Efe

El guionista mexicano, Benjamín Cann, afirma que la televisión de su país no muestra la vida real

El guionista y director de televisión mexicano, Benjamín Cann, afirmó hoy que la televisión de su país no muestra la vida real y eso hace que los jóvenes mexicanos no se interesen por ese medio de comunicación.

«La televisión mexicana no se parece a la vida de los mexicanos, las historias son más buenas que interesantes y sólo buscan vender productos», aseguró Cann, quien ha trabajado en series como Rubí o La Otra.

El guionista mexicano participó hoy en una mesa redonda sobre las series de televisión que se hacen para jóvenes, junto al guionista argentino Pablo Martín Lago y al español Félix Jiménez, dentro del seminario internacional El español de los jóvenes, que se celebra en la localidad riojana de San Millán de la Cogolla.

Los canales de televisión de México prefieren «no buscar comprender a los jóvenes» porque «no tienen poder adquisitivo» y eso ha hecho que «ellos, los jóvenes, tampoco confían en las televisiones mexicanas», afirmó.

En su país, insistió, «la televisión está empeñada en no mostrar la vida tal y como es». En ocasiones, por «atención» a los patrocinadores, «no se pueden decir ciertas cosas, usar palabras malsonantes» y así «es difícil que nuestros jóvenes se identifiquen con los personajes».

Como ejemplo, explicó que en México no se puede usar en series de televisión la palabra chingón y, sin embargo, sí se usa chido «como si hubiese buenas o malas palabras».

«Si queremos que los jóvenes confíen en nosotros tenemos que usar su lenguaje y la forma coherente de escribir para los jóvenes sólo puede hacerse copiando su propio lenguaje, emplear todas las palabras que inventan», prosiguió.

Aún así, dijo, «será difícil que nos crean y nos vean porque el mundo joven tiene sus propios códigos y la forma de hablar es un símbolo de libertad».

«No sé si la televisión lo entiende y además no creo que seamos un medio destinado a educar, sino para ofrecer un simulacro de la vida», concluyó.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: