Noticias del español

| | | | | | | |

| Agencia EFE

El filólogo Jesús Castañón observa una invasión del lenguaje deportivo en la sociedad

La invasión del lenguaje deportivo en diferentes áreas de la sociedad, básicamente la economía y política, acreditó en Valladolid el filólogo Jesús Castañón durante su participación en una conferencia organizada por la Fundación del Español Urgente (Fundéu), auspiciada por la Agencia Efe y el BBVA.

Castañón, doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Valladolid, achacó esta progresiva penetración a la «alianza entre deporte, cultura y comunicación» que desde 1994 caracteriza a gran parte de la vida social española, hasta el punto de haber catalogado desde entonces unas setecientas expresiones «que se han colado y hecho fuertes en el lenguaje político y económico», entre otros.

Todo ello obedece, según este investigador que desde hace siete años dirige el portal de internet Idioma y Deporte, a la moderna consideración de la actividad deportiva como una industria que plantea con fines comerciales todas sus variantes y manifestaciones.

En este contexto, apuntó el filólogo a Efe, el lenguaje se ve sometido a presiones, variantes y modificaciones en función de intereses que no siempre le benefician, por lo que apeló a la responsabilidad de los informadores, ya que «de igual forma, lo malo y lo bueno se extienden a lo largo de una audiencia millonaria».

La conferencia de Castañón precedió a la celebración de una mesa redonda en la que expusieron sus opiniones y experiencias diversos periodistas, participantes también en la Jornada «El idioma español en la prensa deportiva», primera actividad organizada este año por la Fundéu, cuyo coordinador general es el filólogo Alberto Gómez Font y que dirige Joaquín Müller, con el objetivo de defender el buen uso del español en los medios informativos.

El escritor Angel María de Pablos, el primer periodista que retransmitió una Vuelta Ciclista a España por Televisión Española, se mostró partidario de exigir a los informadores una mínima preparación, especialmente a los deportivos por tratarse de una de las variantes más vistas, leídas y escuchadas.

«No basta con saber algo de una determinada modalidad deportiva. No es suficiente. Hay que dar ejemplo y expresarse bien porque se nos toma como referencia y la lengua es patrimonio de todos, no sólo de los medios informativos. No se puede hablar ni escribir de cualquier manera lo primero que se nos ocurra», censuró.

En la misma línea de exigencia se manifestó José Miguel Ortega, más de cuarenta años en la profesión, la mayor parte de ellos en Radio Nacional de España (RNE), para la que narra las grandes rondas ciclistas internacionales, aunque advirtió de las dificultades que entrañan las retransmisiones a través de las ondas.

Otro de los ponentes, Eloy de la Pisa, jefe del Area Deportiva en el diario El Norte de Castilla, también se hizo eco de los beneficios que el periodismo deportivo reporta a la lengua, ya que aunque en un principio los giros y modismos «parezcan incorrectos, a la larga el pueblo acaba incorporándolas» a su patrimonio lingüístico.

Esta posibilidad, la de adornar con metáforas u otro tipo de imágenes la narración de competiciones, también observó otro de los ponentes de la mesa, José Javier Alamo, jefe de Deportes del rotativo El Mundo-Diario de Valladolid, dentro de lo que sería un género próximo a la literatura «que enriquece la lengua» y no disponen otras áreas informativas como Sucesos o Local, dijo.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: