Noticias del español

| | |

| Javier Ansorena (Expansión.com)

El español ya tiene su Atlas

Cuantificar el valor económico del español es un objetivo cada vez más cercano. Ayer, la Fundación Telefónica presentó su 'Atlas del español', un ambicioso estudio que detalla la fortaleza demográfica de la segunda lengua de comunicación internacional.

Del español se ha llegado a decir que es el «petróleo» de nuestra economía. La fortaleza demográfica de un idioma compartido por más de 400 millones de hispanohablantes debería implicar también una ventaja económica para el español.

Por ejemplo, se habla de que el 15 % del PIB de España depende del español. Sin embargo, lo cierto es que, hasta el momento, el valor económico de nuestro idioma ha sido poco más que una idea generalmente aceptada, pero imposible de cuantificar. Desde hace tres años, la Fundación Telefónica se esfuerza por conseguirlo. Ayer, en Madrid, presentó los dos primeros estudios —de una serie de diez— que servirán para definir la contribución del español al.desarrollo económico: Economía del español. Una introducción y un Atlas de la lengua española en el mundo. Como explicó Javier Nadal, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Telefónica, «gran parte de la fortaleza de nuestra compañía se debe a la fortaleza del español y a que en América Latina nos encontramos con una base cultural abonada para que pudiéramos crecer».

José Luis García Delgado, catedrático de Economía Aplicada en la Universidad Complutense y coautor de Economía del español, destacó que estos trabajos avanzan hacia «la conceptualización del español como bien económico». Para ello, su cuantificación se debe realizar «en tres planos: cartografía demográfica, contable y virtual, es decir, la presencia en las nuevas tecnologías».

De las lenguas oficiales de las Naciones Unidas, el español es la segunda que más crece, sólo por detrás del árabe.

El Atlas del español en el mundo, elaborado por Jaime Otero y Francisco Moreno Fernández, desarrolla el primer paso: conocer la fortaleza social y demográfica para poder estudiar su peso económico. La obra recoge las últimas estimaciones sobre el número de hablantes de español, su tendencia de crecimiento y los nuevos focos de expansión. Las últimas mediciones establecen que el número de hablantes nativos es de 399 millones. Si a este cifra se añaden los hablantes con competencia limitada (extranjeros residentes, hablantes de español como segunda lengua) y los aprendices de español como lengua extranjera (según el Instituto Cervantes), el cómputo total se sitúa en 438 millones de hablantes, lo que supone un 5 % de la población mundial.

En el cómputo total, el español se ha consolidado como la tercera lengua más hablada del mundo, después del chino y del inglés. Además, el número de hispanohablantes ha crecido un 9,8 % en los últimos ocho años, lo que significa que es la segunda lengua de las seis oficiales de las Naciones Unidas que más ha crecido, sólo por detrás del árabe.

El futuro del español no dependerá del número de hablantes, sino de su uso como lengua internacional

Como apuntó Nadal, uno de los puntos fuertes que detalla el estudio es la cohesión lingüística del español: el 90,8 % de los habitantes de los países de habla hispana tiene dominio nativo de la lengua, mientras que el porcentaje es del 78 % en el caso del árabe, 62,9 % en el chino, 62,4 % en el francés y sólo 19,3 % en el inglés.

El futuro de estas lenguas no dependerá tanto de la evolución del número de hablantes de cada uno de ellas, que, según el Atlas, no experimentarán cambios significativos, sino de la difusión de su uso como lengua internacional. Delgado recordó que, en estos momentos, el español es la segunda lengua de comunicación en el mundo y que una de las claves estará en el papel que desarrolle en Intenet. «Si el mundo hispanohablante tuviera hoy las mismas infraestructuras en la Red que las que dispone el anglosajón (como el número de líneas de banda ancha), nuestra presencia en la Internet se multiplicaría por tres», aseguró.

¿Aporta el 15 % del PIB?

El interés de la Fundación Telefónica por cuantificar el valor económico del español deberá esperar un poco. Dentro de un año, cuando se presenten los resultados definitivos, los investigadores afinarán en su impacto en el P1B nacional, que hoy en día se supone que representa el l5 %.«Creemos que este porcentaje podría dejar fuera algunos aspectos económicos como, por ejemplo, e1 valor que aporta a las actividades económicas más internacionalizadas», apuntó José Luis García Delgado. La valoración del español se basará, según José Antonio Alonso, director del Instituto Complutense de Estudios Internacionales, en tres funciones: como rnatería prima, por ejemplo, del sector editorial y del resto de la industria cultural; como elemento potenciador de transacciones

internacionales; y como elemento de identidad. Aunque la valoración todavía no ha concluido, el estudio La economía del español. Una introducción ya adelanta algunos datos relevantes. Por ejemplo, la lengua hace que se multiplique entre dos y tres veces la cuota de mercado de las exportaciones españolas con los países hispanohablantes, un factor multiplicador mayor que el inglés entre los anglosajones.

Además, el español hace que se multiplique por 2,5 la cuota de los emigrantes que proceden de países con los que se comparte el idioma.

Tampoco hay que olvidar los réditos del español como lengua de aprendizaje, «que ya está entre las tres o cuatro más demandadas en todo el mundo», explicó Jaime Otero.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: