Noticias del español

| | | | | | |

| Agencia EFE

El español también fluirá en Brasil por internet de la mano del Cervantes

La enseñanza del español en Brasil, que a partir del 2010 será de oferta obligatoria en las escuelas, ganará espacio también a través de la internet, gracias al convenio suscrito por el Instituto Cervantes y el Gobierno brasileño.

El acuerdo, firmado en presencia de la vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, establece que el Instituto Cervantes aportará su experiencia para la formación de profesores a distancia, a través de internet, y colaborará así con las ambiciosas metas de una legislación promulgada en el 2005.

Esa ley fue sancionada por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, en agosto de ese año, e impone la obligatoriedad de la enseñanza del español en todas las escuelas del país a partir del año próximo, siempre que haya demanda por parte de los alumnos.

El impulso que le dio a esa legislación le valió a Lula el Premio Don Quijote de la Mancha, que el Gobierno de Castilla-La Mancha y la Fundación Santillana le concedieron en el 2008 y recibió de manos del Rey Juan Carlos de España, en una ceremonia realizada en Toledo, en octubre del año pasado.

El Ministerio de Educación brasileño calcula que para atender las obligaciones que impone la ley se necesitarán unos 26.000 profesores de español, y actualmente el país sólo cuenta con 12.000.

En la formación de los 14.000 educadores que faltan, tienen firme participación la Embajada de España, a través de su Consejería de Educación, y otras organizaciones que, como el Instituto Cervantes, han puesto a Brasil en el foco de sus objetivos culturales.

El Instituto Cervantes inició sus operaciones en Brasil en julio de 1998, cuando inauguró su primer centro en la populosa ciudad de São Paulo.

En septiembre del 2001 implantó su núcleo de Río de Janeiro y desde entonces su expansión se ha acelerado.

En julio del 2007, el príncipe Felipe de Borbón encabezó, desde Brasilia, un acto en el que fueron inauguradas simultáneamente las nuevas sedes del Instituto Cervantes en la capital del país y en las ciudades de Salvador, Curitiba y Porto Alegre.

Posteriormente comenzaron a funcionar los centros de Recife, Belo Horizonte y Florianópolis, con lo que el Instituto Cervantes pasó a tener nueve centros en Brasil, que es hoy el país con más núcleos de esa institución española en el mundo.

El Instituto Cervantes, que actualmente tiene unos 6.000 alumnos entre sus nueve centros en Brasil, ha otorgado desde que se instaló en el país casi 27.000 diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE).

El español es, después del inglés, la segunda lengua más hablada en el mundo y se calcula que es utilizada por más de 400 millones de personas, por lo que la penetración en Brasil, que hoy tiene cerca de 200 millones de habitantes, abre un enorme universo de expansión.

El interés de los brasileños por la lengua de Cervantes se ha potenciado en los últimos quince años y en especial tras la creación del Mercosur, que integra a Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay y que sentó en la misma mesa a vecinos que se habían dado la espalda mutuamente durante décadas.

Además del Instituto Cervantes y la oferta que impone la ley en las escuelas, existen en Brasil alrededor de 2.700 centros privados de enseñanza de español y unas cincuenta universidades, treinta de ellas públicas, ofrecen licenciaturas en la lengua del Quijote.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: