Noticias del español

| |

|

Autora: María Luisa García Moreno

Periódico Granma, Cuba

Del 18 al 30 de junio del 2011

EL ESPAÑOL NUESTRO: SANCIÓN


La palabra sanción, del latín sanctio, -onis, tiene entre sus acepciones algunas que pudiera pensarse que son un tanto contradictorias.


 Por una parte es “pena que una ley o un reglamento establece para sus infractores” y “mal dimanado de una culpa o yerro, que es como su castigo o pena”, mientras que por otra es “autorización o aprobación que se da a cualquier acto, uso o costumbre”, “acto solemne por el que el jefe del Estado confirma una ley o estatuto” y el propio “estatuto o ley”. El María Moliner precisa: “acción de confirmar o dar validez a una ley o disposición el jefe del Estado o la autoridad a quien compete”, “confirmación por alguien de la legitimidad de un acto, una práctica, etc.” y “castigo establecido por la ley para los delitos. Castigo que una acción lleva consigo, aunque no sea impuesto por la ley”. 

Se dice espaldarazo al “reconocimiento de la competencia o habilidad suficientes a que ha llegado alguien en una profesión o actividad”, la “admisión de alguien como igual en un grupo o profesión” o el “golpe dado de plano con la espada en la espalda para armar caballero a alguien”. Así reza el DRAE y también el María Moliner que, además, incorporaotra acepción —“ayuda o apoyo que se presta a alguien”— y la frase dar el espaldarazo, como “reconocer a alguien, con palabras o de otra manera, como ya completamente apto en alguna profesión o actividad”. Un ejemplo del uso correcto de este término es el titular publicado en nuestro periódico hace unos días: Masivo espaldarazo popular al Gobierno venezolano. Entre sus sinónimos se encuentran confirmación, certificación, reválida, empuje, aliento y sanción; este último en su acepción de “autorización o aprobación que se da a cualquier acto, uso o costumbre”. 

Período o periodo, del latín periodus, y este del griego, es palabra de doble acentuación, o sea que puede escribirse con o sin tilde. Da nombre al “tiempo que algo tarda en volver al estado o posición que tenía al principio”, “espacio de tiempo que incluye toda la duración de algo” y “menstruo de las mujeres y de las hembras de ciertos animales”.Tienes acepciones relacionadas con diferentes ramas del conocimiento: Física, Gramática, Matemática, Medicina y Patología, Geología y Derecho. Según el María Moliner, en cronología, quiere decir “ciclo” y también da nombre a los periodos geológicos. También aparece así en el Diccionario básico escolar, del Centro de Lingüística Aplicada de Santiago de Cuba, el cual se caracteriza por recoger la variante cubana del español. 

Otra de la nueva Ortografía de la lengua española. Según publica la Fundación del español urgente (Fundéu), “los apodos se escriben con mayúsculas iniciales y, si están precedidos de artículo, este debe escribirse con inicial minúscula”: el Guerrillero Heroico, el Mayor, la Tormenta del Caribe.

El nuevo texto precisa que “con estas denominaciones no deben emplearse la cursiva ni las comillas, excepto si el apodo si sitúa entre el nombre de pila y el apellido, caso en el que se escribirá en cursiva o entrecomillado para diferenciarlo del resto de los elementos”:  José Mayía Rodríguez, Ernesto Che Guevara. 

La Nueva gramática de la lengua española reafirma: “Cuando se hace referencia a sustantivos que designan seres animados, el masculino no solo se emplea para referirse a los individuos de sexo masculino, sino también para designar la clase que corresponde a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos. Así, en oraciones como El hombre es un animal racional, la expresión el hombre designa el ser humano”.

La tendencia reciente de construir series coordinadas constituidas por sustantivos de persona que manifiesten los dos géneros puede interpretarse “como señal de cortesía en ciertos vocativos: señoras y señores, amigos y amigas […]”. “No obstante, el circunloquio es innecesario cuando el empleo del género no marcado (el masculino) se considera suficientemente explícito para abarcar a los individuos de uno y otro sexo”.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: