Noticias del español

| María Luisa García Moreno (Granma, Cuba, mayo del 2015)

El español nuestro: pluma

El término pluma, además de 'instrumento de metal, semejante al pico de la pluma de ave cortada para escribir, que sirve para ese efecto colocado en un mango de madera u otra materia', significa “'pluma estilográfica', 'instrumento en forma de pluma con que se escribe', 'habilidad o destreza caligráfica', 'escritor, autor de libros u otros escritos', 'estilo o manera de escribir' y 'profesión del escritor'.

Una de las plumas (8.000 euros) que se exponen desde hoy en la III Feria de la Estilográfica que se celebra en Madrid. Foto: ©Efe/Gustavo Cuevas

Una de las plumas (8000 euros) que se expusieron en la III Feria de la Estilográfica en Madrid.  ©Efe/Gustavo Cuevas

Entre nosotros resulta usual bolígrafo, (de bola y -grafo), ‘instrumento para escribir que tiene en su interior un tubo de tinta especial y, en la punta, una bolita metálica que gira libremente’; pero en Argentina, Paraguay y Uruguay lo llaman birome, acrónimo de L. Bíró —1899-1985, inventor húngaro-argentino— y J. J. Meyne —industrial húngaro—, creadores de la marca de bolígrafos Birome, que ha pasado al lenguaje común, como entre nosotros ocurre, por ejemplo, con Fab, Frigidaire y Pitusa, nombres de marcas que muchas personas emplean como detergente, regrigerador o pantalón de mezclilla.

La expresión jugar un papel, aunque muy criticada, es correcta, aunque se recomienda también utilizar representar, desempeñar o hacer un papel. El Diccionario panhispánico de dudas explica que, aunque la expresión a menudo ha sido censurada por ser un calco ya antiguo del francés jouer un rôle o del inglés to play a role, tiene un uso muy arraigado en la lengua culta y no puede criticarse. Por cierto, de igual forma, fue castellanizada hace tiempo rol como sinónimo de papel o función.

La expresión jugar un papel, tan criticada, es correcta, aunque se recomienda también utilizar representar, desempeñar o hacer un papel. El Diccionario panhispánico de dudas explica que, aunque la expresión a menudo ha sido censurada por ser un calco ya antiguo del francés jouer un rôle o del inglés to play a role, tiene un uso muy arraigado en la lengua culta y no puede criticarse. Por cierto, de igual forma, fue castellanizada hace tiempo rol como sinónimo de papel o función.

También ha entrado al DRAE la palabra burka, del inglés burka, y este del árabe burqa, que denomina la ‘vestidura femenina propia de Afganistán y otros países islámicos, que oculta el cuerpo y la cabeza por completo, dejando una pequeña abertura de malla a la altura de los ojos”. La burka es un reflejo de la situación de la mujer en determinados lugares del mundo, una triste e inocultable realidad.

Asale es el acrónimo de la Asociación de Academias de la Lengua Española. Aprovecho para recordar que las siglas que pronunciamos como palabras se convierten en acrónimos y se escriben con inicial mayúscula, si son nombres propios: Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), Mercosur (Mercado Común del Sur), Unesco (United Nations Educational, Scientific, and Cultural Organization [Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de las Naciones Unidas]) e, incluso, Onu (Organización de Naciones Unidas).

El cubanismo organopónico ha sido incorporado a la cuarta edición del Diccionario básico escolar, del Centro de Lingüística Aplicada, de Santiago de Cuba. Se define como ‘área de cultivo (tapada o no) con canteros donde el terreno está abonado con materia orgánica y preparado para que el agua se escurra rápidamente’.

Según el DRAE, sueño es indistintamente ‘acto de dormir’, ‘acto de representarse en la fantasía de alguien, mientras duerme, sucesos o imágenes’, ‘estos mismos sucesos o imágenes que se representan’, ‘gana de dormir’ y ‘cosa que carece de realidad o fundamento, y, en especial, proyecto, deseo, esperanza sin probabilidad de realizarse’. Sin embargo, la psicóloga Elsa Gutiérrez Baró, en su libro Pensamiento, ideas, mitos y realidades, distingue entre «[…] el sueño, en singular, es la actividad de dormir, y los sueños, en plural o ensoñaciones, que acuden a la mente de las personas mientras están durmiendo, llamadas también imágenes o sueños oníricos».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: