Noticias del español

| | | | |

| María Luisa García Moreno
Periódico Granma, Cuba
Del 16 al 31 de marzo del 2009

EL ESPAÑOL NUESTRO: NICOTINA, LINCHAR Y BUGANVILIA

A partir de treinta, los números se escriben separados —treinta y uno, cincuenta y seis, ciento cuatro—, salvo los múltiplos de diez —cincuenta, cien.


Además, aunque la Real Academia acepta indistintamente la utilización del ordinal o el cardinal en expresiones como la fecha o la enumeración de eventos, aniversarios, agrupaciones, la norma cubana acepta mejor el uso del ordinal, y entre nosotros no es usual 1 de Enero, sino 1º, ni 5 batallón, sino . Ese circulito que se coloca junto al número es una letra volada —o superíndice—, a para el femenino y o para el masculino.

A propósito, en español, la fecha se escribe día, mes y año; recuerden que los nombres de los meses y días de la semana se escriben con inicial minúscula.

Otros sustantivos comunes derivados de nombres propios son nicotina, linchar y buganvilia: nicotina, del francés nicotine, y este de Jean Nicot de Villamain (1530-1600), diplomático y escritor francés que introdujo y propagó el tabaco en Francia, al «curar» las migrañas de Catalina de Médicis, esposa del rey Enrique II; linchar se forma a partir del nombre de Ch. Lynch, juez de Virginia en el siglo XVIII y el DRAE define pálidamente: «ejecutar sin proceso y tumultuariamente a un sospechoso o a un reo», aunque sabemos que como práctica común aplicada contra los negros en Estados Unidos, es una manifestación de barbarie; el nombre de la buganvilia o buganvilla procede del de Louis Antoine, conde de Bougainville (1729-1811), navegante francés que la introdujo en Europa.

Aparte de otras referencias en la literatura de la primera mitad del siglo XIX, que algunos lectores me han hecho llegar, y de su aparición en el Diccionario Provincial Casi Razonado de Voces Cubanas (1836), de Esteban Pichardo, he encontrado el vocablo guajiro en numerosas citas de José Martí, todo lo cual invalida la procedencia del vocablo de la expresión en inglés war heroes, aunque no dudo, como afirma un lector, que los americanos llamaran así a los mambises, verdaderos héroes de guerra. Una de las frases nuestro Héroe Nacional, fiel a su política de unir, dice así: «Franca y posible, la revolución tiene hoy la fuerza de todos los hombres previsores, del señorío útil y de la masa cultivada, de generales y abogados, de tabaqueros y guajiros, de médicos y comerciantes, de amos y de libertos».

La palabra asequible significa que «se puede conseguir o adquirir» o «es comprensible, fácil de entender»; mientras que su similar accesible se refiere a «aquella persona o cosa a la que se puede acceder o llegar sin dificultad», «persona de carácter afable» y «aquello que es fácil de comprender». Como bien puede apreciarse solo en esta última acepción estas palabras puede considerarse sinónimas: para hablar de conocimientos, textos, informaciones podemos emplear indistintamente uno u otro; pero la frase que me remite un lector acerca de que «un funcionario x es más asequible que otro» es errónea; debe emplearse accesible.

El lenguaje popular posee una gran riqueza metafórica, basada en la asociación de un objeto o persona con otro de similares características… ¿Quién no sabe que llamamos mano de platános a un grupo de estas frutas unidas y semejantes a una mano con sus dedos o cabeza y diente de ajo al bulbo de esta planta y las partes en que se divide? La expresión que aún usan los mayores lo tienen en un altar es una metáfora, no artística, pero metáfora al fin. Los piropos han dado lugar a múltiples metáforas de este tipo.

Por cierto que el platáno aparece en simpáticas expresiones populares: estar más pelado que un plátano, es frase coloquial en Cuba para indicar que «pasa por una mala situación económica», mientras que no come plátano por no botar la cáscara, para los peruanos significa «ser tacaño».

Entre los cambios para la vigésimo tercera edición del DRAE, en el término acoso se incluyen las frases acoso moral o psicológico como la «práctica ejercida en las relaciones personales, especialmente en el ámbito laboral, consistente en un trato vejatorio y descalificador hacia una persona, con el fin de desestabilizarla psíquicamente».

En cuanto a la palabra aerobio, formado por los elementos compositivos aero- y -bio-, se elimina la segunda acepción «microorganismo aerobio», que, ciertamente, está incluida en la primera: «dicho de un ser vivo: que necesita oxígeno para subsistir».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: