Noticias del español

| |

|

María Luisa García Moreno

Granma, Cuba

Octubre del 2011

EL ESPAÑOL NUESTRO: LA RR


Recuerde que en las voces con prefijo o compuestas, debe escribirse rr si el fonema queda en posición intervocálica aunque en la palabra simple ese mismo fonema se represente con r por ir en posición inicial: robo/ antirrobo, rector/ vicerrector, reír/ hazmerreír. Llama la atención que se han oficializado el nombre de Belarus o Belarús y el gentilicio de beloruso, -a, en contradicción con las normas más antiguas del idioma. El Manual del español urgente, de la Fundéu, recoge Bielorrusia y, por supuesto, bielorruso, -a.


En cuanto a contrarreloj se escribe junto cuando se refiere a una actividad en la que los participantes clasifican según el tiempo: carrera o prueba contrarreloj; pero, cuando se hace alusión a algo que se realiza con suma urgencia o en un plazo de tiempo muy corto, se usa la expresión contra reloj. Nunca lleva la preposición a.

Pagano viene de pago (del latín pagus), en su acepción de «lugar donde una persona nació, donde está arraigada» o «lugar o región, principalmente rural», acepción válida aún en Río de la Plata, Bolivia y Perú. Esta palabra se formó a partir del verbo latino pango, pepigi, pactum, que significaba «plantar un vegetal», «clavar en la tierra», «implantar un hito». Empleado como sustantivo, pagus era «la cosa clavada o plantada», de donde procede la idea de «territorio delimitado»: pago. Comoquiera que, en la Edad Media, era habitual que las personas no salieran nunca de su pueblo, la religión cristiana demoró en llegar a algunos de esos pagos, cuyos habitantes, los paganos, no estaban bautizados. Con el tiempo, la palabra cambió su sentido para referirse no ya a los habitantes, sino a las personas que no estaban bautizadas. 

De acuerdo con la nueva Ortografía, las voces inglesas con la secuencia final -ing se han adaptado tradicionalmente al español eliminando la última letra, que no tiene reflejo en la pronunciación de los hispanohablantes mitin, pudin opudín, esmoquin de las palabras procedentes del inglés meeting, pudding, smoking. Por ello, igual tratamiento se ha dado a otros términos más recientes como campin, cáterin —«servicio de suministro de comidas y bebidas a aviones, trenes, colegios, etc.»— y pirsin, de camping, catering y piercing. No se incluye shopping, que se sigue considerando un extranjerismo crudo. Recuerde que la Asociación de Academias de la Lengua trabaja en la actualización de los diccionarios académicos en correspondencia con lo normado por la Ortografía.

Pensé que era un error; pero no. De la hermana Venezuela, me envía un asiduo colaborador dos modismos con similar significación: vaina: «cualquier objeto cuyo nombre se ignora, no se recuerda o no se quiere mencionar. Molestia, inconveniente o contratiempo» y broma: «inconveniente o contratiempo. Molestia o incomodidad. Cualquier objeto cuyo nombre se ignora, no se recuerda o no se quiere mencionar. Se usa como término genérico. Perjuicio, daño o mal. Cuestión o asunto. Sentimiento de lástima, inquietud o preocupación. Objetos personales. Daño o perjuicio grave, etc.». Curioso parecido, ¿verdad? 

Como ya he dicho en otras oportunidades, los toponímicos o nombres de lugares pasan por un proceso de castellanización. Así debemos decir y escribir Kenia —y también keniano— en referencia al hermano país africano; Tokio —y tokiota— cuando hablamos de esa nación asiática; San Cristóbal y Nieves, Turcas y Caico, San Eustaquio, Curazao… en lo que se refiere a algunas naciones caribeñas.
Son gentilicios de las islas caribeñas: antillano, anguilano, antiguano, bermudeño, granadino, curazoleño, virgenense, santalucense, montserratino, barbadense, arubeño, guadalupeño, martiniqués, dominico, sanvicentiño, sancristobaleño, beliceño, bahamés, triniteño. 

La palabra anagrama procede del griego: ana, «hacia arriba, vuelta, de nuevo»; y la raíz gramm-, «escribir»; por ello significa «transposición de las letras de una palabra u oración para formar otra nueva». La palabra Roma es anagrama de amor y como tal, ha sido empleada en la poesía amorosa y mística. La frase no es plata es anagrama de es plátano y forma parte de una conocida adivinanza. El nombre elegido por Cervantes para Rocinante se considera un anagrama burlesco de rocín («caballo de mala traza, basto y de poca alzada») antes. Anagrama también significa «símbolo o emblema, especialmente el constituido por letras». 

En inglés es común unir trozos de palabras para dar nombre a nuevos fenómenos: spanglish, brunch —mezcla de breakfast, «desayuno», y lunch, «almuerzo»— o Bollywood. Nosotros los llamaríamos acrónimos. Ahora ha surgido otra palabrita, que se ha querido castellanizar como flexiguridad, del inglés flexicurity. El dislate —al menos por ahora— se refiere a políticas que contenten a un tiempo a los empresarios (flexibilidad) y a sus trabajadores (seguridad) ???????????

Aunque el verbo haber se usa en todas las personas gramaticales como auxiliar en los tiempos compuestos de la conjugación (he cantado, habías cantado, hubo cantado, habríamos cantado, habrán cantado), como verbo principal es impersonal y solo se usa en tercera persona del singular, digamos que por convenio. De modo que: Hay mucha gente, Hubo frío anoche, Habrá lluvias mañana… (En esas oraciones, gente, frío y lluvias funcionan como complemento directo y no como sujeto; el verbo concuerda con el sujeto y no con el complemento directo; esas oraciones no tienen sujeto: son impersonales: nadie realiza esas acciones).

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: