Noticias del español

| | | |

| María Luisa García Moreno
Periódico Granma, Cuba
Del 26 de mayo al 6 de junio del 2009

EL ESPAÑOL NUESTRO: FALSOS AMIGOS

Se conoce como falsos amigos a aquellas palabras que son iguales o casi iguales en dos lenguas distintas; aunque en cada una tienen significados diferentes, con lo que se crean dificultades para la traducción en personas poco o nada expertas.


Algunos ejemplos podrían ser: actual / actual, en inglés, «efectivo, real, de verdad» y en español, «de actualidad, hoy en día»; appreciable / apreciable, en inglés, «cantidad o magnitud considerable» y en español, «digno de aprecio», «que se puede apreciar»; consistent / consistente, en inglés, «consecuente, constante, uniforme, que no varía» y en español, «aquello en que consiste una cosa» y «que tiene solidez»; topic / tópico, en inglés, «tema, materia», en español, «lugar común», «expresión muy manida, cliché» o «medicamento de uso externo y local».

De la frase o locución adverbial de guagua, «de balde, sin pagar», que algunos creen voz indígena de Cuba, probablemente procede guagua; como se sabe, en nuestro país llamamos así al ómnibus o medio de transporte urbano colectivo, porque resultaba el más barato, casi «de balde» o gratuito; en Panamá —según refiere Esteban Rodríguez Herrera en su Léxico Mayor de Cuba— se le llama chiva, mientras que en otros países de América (Argentina, Chile, Ecuador, Perú y otros de Suramérica) se nombra de ese modo al niño pequeño, «de teta».

Omni es elemento formador de palabras y significa «todo». Por eso, etimológicamente, ómnibus es «bus para todos» —«vehículo automóvil de transporte público y trayecto fijo que se emplea habitualmente en el servicio urbano».

Del término latino clivus, «cuesta» se derivan, en última instancia, proclive, (adjetivo) del latín proclivis, «que está inclinado hacia adelante o hacia abajo», «inclinado o propenso a algo, frecuentemente a lo malo», y declive, (sustantivo) del latín declivis, «pendiente, cuesta o inclinación del terreno o de la superficie de otra cosa», «decadencia». El prefijo de- indica «dirección de arriba abajo», con ese sentido lo vemos en depender, decaer, y el prefijo pro-, entre otros significados, tiene también, «ante» o «delante de», como puede apreciarse en prólogo, progenitor.

Los sinónimos son vocablos o expresiones que tiene una misma o muy parecida significación, lo que no quiere decir que sea idéntica ni que no tengan otras acepciones diferentes. Es el caso de usar, utilizar y emplear, que, además de esta acepción común, significan: usar: estar de moda y, seguido de un infinitivo sin preposición, «tener la costumbre de hacer algo»; utilizar: «manejar algo para una operación determinada» (Utiliza un pincel muy fino.), «valerse de»; emplear: «dar empleo»; «gastar, consumir».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: