Noticias del español

|

María Luisa García Moreno

Periódico Granma, Cuba

Abril del 2012

EL ESPAÑOL NUESTRO: DESEMPEÑO


El término desempeño aparece en el DRAE como 'acción y efecto de desempeñar o desempeñarse'  y este incluye entre sus acepciones, como americanismo, 'actuar, trabajar, dedicarse a una actividad'.  


El prestigioso María Moliner reza: 'acción de desempeñar', 'aptitud para desempeñar diferentes funciones con actividad y eficacia, disposición, manejo'. También aparece en el Diccionario básico escolar (2009),del Centro de Lingüística Aplicada, de Santiago de Cuba: desempeño: 'acción y efecto de desempeñar' y desempeñar 'realizar alguien o algo una función'. En el Breve diccionario de la lengua española (2006), del Instituto de Literatura y Lingüística, se define desempeño como el 'modo en que una persona lleva a cabo las actividades de su competencia'.

 

Como ya dije en otra ocasión, los nombres geográficos se acompañan habitualmente de un artículo: el (río) Ariguanabo. También debe emplearse delante de los nombres de residencias oficiales: el Castillo del Morro. Al referirnos solamente a la Cabaña, el Morro… no hay razón para escribir el artículo con inicial mayúscula, puesto que en el nombre está con minúscula.

Aprovecho para aclarar que la finca de Carlos Manuel de Céspedes se llamó Demajagua, que es variante de majagua, término usado en esa región. Si le anteponemos el artículo, no va con mayúscula porque no es parte del nombre.

 

Los nombres propios no necesitan artículo para integrarse en un enunciado. Solo cuando llevan un calificativo o especificador exigen la presencia de un determinante, que puede ser un artículo: el Buenos Aires de mi juventud, el Héroe de Yaguajay… Sin embargo, hay nombres propios que incorporan el artículo como parte fija e indisociable; solo entonces el artículo, que no funciona ya como determinante sino como parte del nombre, se escribe con mayúscula: La Habana, El Salvador… Hay además nombres propios, que en determinados enunciados requieren la anteposición del artículo sin que eso signifique que este deba considerarse parte de la denominación; en esos casos, se escribe con minúscula inicial: el Amazonas, los Andes, la DemajaguaEs también el caso de los apodos o títulos el Chispas, el Che, el Mayor.

 

Con respecto a las palabras que llevan dos vocales iguales contiguas, que, de forma generalizada, se articulan como vocal simple, es preferible la reducción gráfica a una sola vocal; por ejemplo, portaviones, prescolar. La anteposición de un prefijo o elemento compositivo favorece la reducción gráfica si la palabra resultante sigue siendo reconocible y su significado deducible; son proclives a la reducción aquellos compuestos o derivados cuyos componentes son más largos, como metanfetamina, antimperialismo omicrorganismo…

 

La reducción de dos vocales iguales contiguas queda bloqueada si el término resultante coincide con otro ya existente, de distinto significado; por tanto, debe mantenerse la doble vocal en reemitir (de re- + emitir, 'volver a emitir'), para evitar su coincidencia con el término remitir (del latín remittére, 'enviar', 'diferir', 'perder intensidad'). Tampoco se produce la simplificación de las dos vocales iguales contiguas cuando la vocal por la que comienza la palabra base es un prefijo: ultraamoral (ultra- 'más allá de' + amoral), distinto de ultramoral (ultra- + moral); semiilegal (semi- 'medio' + ilegal), distinto de semilegal (de semi- + legal).

 

La lengua cambia con el tiempo, lo he dicho en una y otra ocasión. Si bien envío es 'acción y efecto de enviar', 'remesa', no me parece inadecuado su empleo referido al lanzamiento de la pelota por parte del pícher, sobre todo, teniendo en cuenta que entre los sinónimos de lanzar se encuentran arrojar, tirar, torpedear, disparar, impulsar y botar. Ahora bien, ni de envío ni de ningún otro término debe abusarse: la repetición denota pobreza de palabras y de ideas. Aprovecho para recordar que en el Diccionario Panhispánico de Dudas aparecen pícher, pichear y cácher, entre los términos beisbolísticos, ¿por qué algunos continúan escribiéndolos en inglés?

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: