Noticias del español

| | | | |

| María Luisa García Moreno
Granma, Cuba
Del 16 al 31 de julio del 2008

EL ESPAÑOL NUESTRO: DE LA HABANA Y ALGO MÁS…

El nombre de la ciudad capital cubana es La Habana, como bien me apunta una lectora que vio la incorrección; también la provincia en que ella se halla enclavada es Ciudad de La Habana, así, con mayúscula. Algunos nombres geográficos incorporan el artículo al nombre; otros ejemplos son Las Tunas, La Habana Vieja.


Es incorrecto escribir el artículo con mayúscula en apodos y títulos: el Mayor, el Guille. Es así porque en el diálogo, que es donde estas expresiones cumplen su función apelativa o coloquial, el artículo desaparece: no es parte del nombre: Guille, ven acá.


El artículo es considerado un morfema del sustantivo y en muchos casos, por él sabemos el género y número del sustantivo. Los nombres geográficos deben acompañarse habitualmente de artículo: el (mar) Caribe, el (río) Cauto, el (pico) Turquino. También debe emplearse delante de los nombres de residencias oficiales —el Palacio Presidencial, la Biblioteca Nacional, el Memorial «José Martí»—, de los equipos deportivos —los Industrialesu organizaciones cuyo nombre comience con: liga, agrupación, partido, frente, movimiento —el Movimiento 26 de Julio—. Existen artículos determinados (el, la, los, las) e indeterminados (un, una, unos, unas). Estos últimos se usan cuando se nombra por primera vez algo y después el determinado: Me prestaron un interesante libro. El libro…

La palabra año tiene una parentela curiosa, pues entre sus derivados se encuentran además de anual, anualidad, anuario —que se parecen mucho—; bienal, bienio, trienio, quinquenio, decenio, milenio y otras similares, que aunque no se parecen tanto, nos resultan muy cotidianas; otras en las que la relación es menos evidente, como anal (es), en desuso, «relación de sucesos por años», «narración de acontecimientos pasados»; aniversario, etimológicamente «que vuelve cada año»; añejo y añoso, «que tiene muchos años»; antaño, «un año antes» y hogaño, de la expresión latina hoc anno, «en este año»; perenne, formada con el prefijo per-, que además de su uso cotidiano como «continuo, incesante» en Botánica significa que vive más de dos años”.

Ahora que se acercan las olimpiadas es bueno recordar que son americanismos alberca o pileta, por piscina; garrocha, por pértiga; metros planos por metros lisos; Olimpiada, por Juegos Olímpicos. Son voces ya acogidas por el Diccionario de la Real Academia Española o el Diccionario panhispánico de dudas de la lengua española: competencia y competición, dopaje y antidopaje, match, palmarés, paralímpico y Paralimpiada, estadio, golaveraje, box —caja del bateador o alojamiento del caballo, en las competencias hípicas—, nocaut y noquear; set; de la pelota o beisbol: jonrón, cácher y pícher; decatlón, maratón, pentatlón, triatlón; la frase “hacer presión” y árbitra, para las juezas de las distintas competencias

Publicitar aparece en el Breve diccionario de la lengua española del Instituto de Literatura y Lingüística. Significa «Hacer propaganda comercial de un producto» o «Dar a conocer algo en una publicación», acepción en la que coincide con publicar.

Almendrón les decimos a esos autos de las décadas del cuarenta y el cincuenta que, gracias a la chispa criolla, han sobrevivido el bloqueo. Según el Léxico Mayor de Cuba, de Esteban Rodríguez Herrera, almendrón, con un uso familiar y hasta vulgar, designa al «sujeto resbaloso, pícaro, mala ficha, que merece poca confianza». Una vez más comprobamos cómo varía el lenguaje a través del tiempo.

Si analizamos la primera acepción de comportar, del latín comportare, «implicar, conllevar» y algunos de sus sinónimos: llevar, acarrear, causar, producir, creo que es perfectamente válida su utilización referida al comportamiento de un cultivo, del suelo ante ciertas prácticas, del clima, de la temperatura, de la prensa… e, incluso, de la bolsa de valores, ejemplos todos que me remite un lector quien, además, me anexa una serie de materiales noticiosos de diferentes países y publicaciones de habla hispana, para sustentar sus criterios. Comportamiento no es solo conducta.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: