Noticias del español

| | |

| María Luisa García Moreno
Periódico Granma, Cuba
Del 23 al 27 de febrero del 2009

EL ESPAÑOL NUESTRO: BULDÓCER

La palabra buldócer, del inglés bulldozer, «máquina de gran potencia, con una pieza delantera móvil para remover obstáculos», ya ha sido castellanizada con una adaptación gráfica. Su plural es buldóceres y el ejemplo que aparece en el Diccionario panhispánico de dudas de la lengua española está precisamente tomado de este diario: «No podemos mandar a Antillana de Acero los buldóceres».


También bazuca, del inglés bazooka, «lanzagranadas portátil consistente en un tubo que se apoya en el hombro y empleado principalmente contra los carros de combate» ha sido ya españolizada.

Es incorrecta la construcción en base a, la cual puede ser sustituida por: sobre la base de, con base en, basado en, a partir de, según, con apoyo en y otras similares.

También es errónea la tendencia a emplear nivel por número, cifra, suma o porcentaje para referirse a una determinada cantidad.

En cuanto a la expresión jugar un papel, se recomienda emplear desempeñar un papel o representar un papel, pero también pueden usarse construcciones en las que se sustituya papel: desempeñar un cometido, labor o función…

Otro cambio de la vigésimo tercera edición del DRAE, cuya publicación en papel está prevista para el 2013, es restituir al término allegro, voz italiana, su grafía original y mantener sus dos acepciones con respecto a la música «con movimiento moderadamente vivo» y «composición o parte de ella, que se ha de ejecutar con este movimiento. Tocar o cantar un allegro».

En cuanto a algarabía, del árabe hispano al'arabíyya, y este del árabe clásico 'arabiyyah, se precisa su segunda acepción «lengua atropellada o ininteligible», eliminando lo relativo a la escritura. La más usual es «gritería confusa de varias personas que hablan a un tiempo». Desaparece algarabío, -a, francamente en desuso, para nombrar a los naturales de Arabia.

Existen en el idioma varias situaciones en las que el hablante puede elegir. Por ejemplo, las voces de doble acentuación: atmósfera o atmosfera, meteoro o metéoro, reuma o reúma; realizaciones de diferentes pueblos hispanohablantes que forman parte de su norma: video o vídeo, desertificación o desertización, beisbol o béisbol, y también casos en que se va buscando una simplificación: antimperialista o antiimperialista, trasmitir o transmitir. Todas son correctas; en algunas, la norma regional define cuál debemos usar: video, antimperialista; en otras, podemos elegir.

El término migrar, del latín migrare, se desdobla en emigrar —persona, familia o pueblo, que deja su país y se establece en otro definitiva o temporalmente; también se aplica a algunas especies animales que cambian de clima o lugar por exigencias de la alimentación o la reproducción— e inmigrar —persona que llega a otro país para establecerse en él o animal que se instala en un territorio distinto al originario—. El prefijo e- significa «hacia afuera» y el prefijo in- (im-), «hacia adentro». De ahí, emigrante e inmigrante; emigración e inmigración; migratorio, emigratorio e inmigratorio. Las migraciones tanto humanas como animales son un viejo fenómeno: los primeros pobladores de Cuba emigraban del norte de la América del Norte.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: