Noticias del español

| | |

| María Luisa García MorenoPeriódico Granma, CubaDel 25 al 31 de diciembre del 2009

EL ESPAÑOL NUESTRO: APÓSTROFE

Se llama apóstrofe, del latín apostrophe, y este del griego, la figura retórica que consiste en dirigir la palabra con vehemencia en segunda persona a una o varias, personas, seres abstractos o cosas inanimadas. De esta palabra se deriva el verbo apostrofar.

El signo ortográfico (‘) que indica la elisión o supresión de una letra, sílaba o cifra se denomina apóstrofo. Este empleo es característico del habla más popular o informal: «Vaya pa’ su casa». Aunque parecidos en su escritura, no deben confundirse.

Las conjunciones son partículas que funcionan como nexo para enlazar dos elementos del mismo valor gramatical. Pueden ser: copulativas: y, e, ni, que; disyuntivas: o, u; adversativas: pero, mas, sin embargo; causales: porque, pues; condicional: si; anunciativa: que. Si analiza, se dará cuenta de que aunque no tienen la misma carga de significado que un sustantivo, un adjetivo, un verbo o un adverbio, tampoco están vacías de sentido y el tipo de conjunción da idea clara de su significado. De modo que y, conjunción copulativa —de cópula—, une, mientras que o, conjunción disyuntiva, nos coloca ante la disyuntiva de elegir una u otra opción; por tanto esa combinación y/o constituye un contrasentido.

El verbo orior, orieris, «nacer» fue empleado por Horacio para referirse a la salida del sol. Después, su participio oriens, -tis fue utilizado para denominar la región situada al este, por donde sale el sol. Plinio llamó oriens hibernus y oriens aestivus al inicio del invierno y el verano, respectivamente. Horacio usó el adjetivo oriental para referirse al punto cardinal. Siglos más tarde, Justiniano lo acuñó para referirse a los países asiáticos. Hoy se habla de Cercano y Medio Oriente para nombrar regiones de Asia. En cuanto a Uruguay, hasta 1828 fue parte de la Argentina bajo el nombre de Provincia Oriental. Con la independencia, adoptó el nombre de República Oriental del Uruguay, por estar al este del río Uruguay, como nuestras provincias orientales están en la zona este del archipiélago cubano.

Palabras como currículum, memorándum, fórum y otras han sido castellanizadas y se recomienda emplearlas en esta forma: currículo, memorando, foro. En su forma latina se mantiene quórum. Si usted prefiere —aunque hay que marchar con el tiempo—seguir usándolas en su forma latina, observe que llevan tilde, la primera, por ser esdrújula y las otras por ser llanas terminadas en consonante m; pero al españolizarlas, las llanas pierden la tilde, porque terminan en vocal. Para el plural, en una u otra variante, se añade s: currículos, memorandos, foros, quórums.

Ética, del latín ethicus, y este del griego, es la «parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre» y también el «conjunto de normas morales que rigen la conducta humana», mientras que moral, del latín moralis, es «ciencia que trata del bien en general y de las acciones humanas», acepción en la que podrían considerarse sinónimos; aunque algunos especialistas no están de acuerdo. Moral también significa «perteneciente o relativo a las acciones o caracteres de las personas, desde el punto de vista de la bondad o malicia», acepción mucho más restringida y particular. En líneas generales, se puede considerar que la Ética es la ciencia que aborda los problemas relacionados con la moral y que esta es el objeto de estudio de la Ética.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: