Noticias del español

| María Luisa García Moreno (Granma, Cuba, 1º al 12 de noviembre del 2013)

El español nuestro: Ambulancia

Ambulancia, de 'ambulante', procedente del latín ambŭlans, -antis, 'que va de un lugar a otro sin tener asiento fijo', es el nombre que hoy se da al 'vehículo destinado al transporte de heridos y enfermos y al de auxilios y elementos de cura' y también el 'hospital establecido en los cuerpos o divisiones de un ejército y destinado a seguir los movimientos de las tropas, a fin de prestar los primeros auxilios a los heridos'.

Durante la Guerra de los Diez Años, los españoles organizaron ambulancias de batallón (escuadrón) no así de regimiento, brigada, división; tampoco dispusieron de carros para transportar a los heridos; lo hacían en carretas tiradas por bueyes, con las consiguientes penalidades para los heridos y enfermos. Los llamados hospitales de sangre pueden llamarse ambulancias, hospitales de campaña o ambulantes.

Camagüey es una voz indocubana, de origen arauaco. Se cree que se deriva del nombre de un arbusto silvestre, la camagua (Wallenia lauriformia), que crece en toda Cuba, aunque resulta muy abundante en Macurijes, en terrenos bajos; su madera, dura y sin cáscara, toda corazón es de color castaño, con vetas. Alcanza unos doce pies y seis pulgadas de diámetro; florece en mayo. En cuanto a la terminación -ey indica procedencia: «del linaje de, de la estirpe de, descendiente de…».

El término exponente, del antiguo participio activo de exponer, es un adjetivo. Tiene tres acepciones: ‘que expone’, ‘prototipo (persona o cosa representativa de lo más característico en un género)’ y en Matemática, ‘número o expresión algebraica que denota la potencia a que se ha de elevar otro número u otra expresión, y se coloca en su parte superior a la derecha’. En su segunda acepción, prototipo, es siempre masculino. La ignorancia de este detalle produce errores como los siguientes: «se convirtió en *toda todo un exponente de la música»./ *Considerado «Considerada el máximo exponente del ballet romántico, la historia de Giselle mezcla la realidad campesina con la inmortalidad fantasmal». En el primer caso, el pronombre todo modifica a exponente y concuerda con él; pero en el segundo, considerada se refiere a historia y con ella ha de concordar.

Hipo e hiper son elementos formadores de palabras con sentido de «inferioridad o dependencia» y «superioridad o exceso», respectivamente. Así los vemos en varias voces hipotensión, hipercalórico, hipercrítico y otras.

De la palabra griega hippós —’caballo’— se derivan hipódromo, hipismo, hípica y —¿por qué no?— hipoturismo, término que en cierta ocasión me enviaron los compañeros de Radio Baracoa. Este último aún no está incluido en los diccionarios, pero si el uso lo fija en la lengua, algún día lo estará.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: