Noticias del español

| | |

| María Luisa García Moreno
Periódico Granma, Cuba
Del 19 al 30 de octubre del 2010

EL ESPAÑOL NUESTRO: ACADEMIA

El 3 de octubre de 1714 nació la Academia Española de la Lengua, por orden del rey Felipe V de España. Desde entonces acá su lema ha sido «limpia, fija y da esplendor». Aunque, muchas veces ha sido acusada de lentitud, no puede negarse su constante labor en pro del idioma, en especial desde que se estrechó la colaboración con las 22 academias regionales. El término academia, del latín academia, nombra a «la sociedad científica, literaria o artística establecida con autoridad pública»; «junta o reunión de los académicos o casa donde se reúnen»; también, al «establecimiento docente, público o privado, de carácter profesional, artístico, técnico, o simplemente práctico», entre otras acepciones.


El término vaguada, además de su primera y más conocida acepción: «línea que marca la parte más honda de un valle, y es el camino por donde van las aguas de las corrientes naturales», tiene una segunda, relacionada con la Meteorología: vaguada barométrica: «depresión barométrica que en forma de valle penetra entre dos zonas de alta presión». Su origen resulta incierto, aunque se cree que inicialmente se usó como «hondonada». Constituye una alteración de vacuada, derivado semiculto de vacuo, «vacío, hueco». Hondonada es «espacio de terreno hondo».

Hablemos con precisión: no es lo mismo conveniar que convenir. El primero, según el Breve diccionario de la lengua española, del Instituto de Literatura y Lingüística, es «acordar una persona o entidad algo con otra mediante un convenio» y no aparece registrado en los lexicones académicos; mientras que, según el DRAE, convenir significa «ser de un mismo parecer y dictamen» y «dicho de varias personas: acudir o juntarse en un mismo lugar».

Palabras que, aunque en el diccionario aparecen en singular, se usan generalmente en plural son espejuelos, gafas, anteojos, tijeras, pantalones; por, supuesto, no constituye error emplearlas en una u otra forma. Situación similar, pero no idéntica, presentan síntesis, diálisis, hipófisis, análisis, que se utilizan en esta forma, tanto para el singular como para el plural y, en realidad, conocemos el número muchas veces por el artículo: la diálisis, las diálisis; el análisis, los análisis.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: