Noticias del español

| María Luisa García Moreno (Granma, Cuba, marzo del 2015)

El español nuestro: electo y elegido

Un titular de este diario expresa: «Recibió Raúl al vicepresidente electo de la República Oriental del Uruguay». Ello me permite recordar que el verbo elegir tiene dos participios: electo, -a y elegido, -a, y que el primero se emplea mientras la persona nombrada no toma posesión.

Relacionados con el medioambiente, resultan tema de debate los adjetivos sostenible —más usado en España— y sustentable —más común en América—. Ambos son valederos para referirse a aquellos modelos de desarrollo que tratan de no afectar el medioambiente y preservarlo para las próximas generaciones, los dos términos aparecen en el nuevo DRAE y se les considera sinónimos. Es un problema de variante regional y ¡claro!, preferimos la americana.

El término verde, nombre de color, ha asumido una  nueva acepción: ‘aquello que está relacionado con la ecología o lo natural, con la conservación del medioambiente y una economía sustentable’. Con este nuevo sentido, funciona como adjetivo: ciudad verde, industria verde, energía verde y otros. Como cualquier adjetivo, debe establecer concordancia con el sustantivo al que modifica: ciudades verdesindustrias verdes… El término aparece recogido en el Diccionario del estudiante, de la Real Academia Española (RAE), y en el Diccionario del español actual, de Seco, con el significado de ‘ecologista’.

Como ya he dicho otras veces, Nobel —tanto el nombre del científico (Alfred Nobel) como el premio— es palabra aguda; aunque su pronunciación como llana está incorrectamene extendida, incluso entre personas cultas. Aprovecho para recordar que si se habla del premio se escribe con inicial mayúscula —Premio Nobel—; pero si se habla del premiado, con minúscula —premio nobel.

Tanto la maratón como el maratón resultan válidas según el Diccionario panhispánico de dudas, para definir la ‘carrera pedestre de resistencia’ y, en general, la ‘competición de resistencia o actividad larga e intensa’. El término comenzó a circular en el primer tercio del siglo xx en su versión masculina y más tarde se extendió su uso femenino. La misma situación presentan otros sustantivos como mar, radio, sartén e, incluso alerta, que, aunque se emplea mayoritaria y preferentemente en femenino, también se considera válido como masculino cuando se refiere a una llamada de atención o aviso (la/el alerta meteorológica/o).

Hace unos días me referí a la castellanización de selfi, del inglés selfie, que da nombre a la ‘foto tomada por la propia persona con un teléfono celular’, según propuesta de la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), pues —rectifico— no ha entrado aún al diccionario. De igual modo, se denomina brazo extensible (para selfis) o paloselfi al ‘alargador que permite tomar selfis a distancia’. Pueden usarse otras alternativas como (brazo) extensor o alargador (para selfis).

Otro término relacionado con las nuevas tecnologías, también incorporados a la vigésimotercera edición del DRAE es wifi. (o wi fi, del inglés Wi-Fi®, marca registrada), ‘sistema de conexión inalámbrica, dentro de un área determinada, entre dispositivos electrónicos, y frecuentemente para acceso a internet’.

De igual modo, puede ocurrir que a viejas palabras se les incorporen nuevas acepciones, en este caso, en relación con la informática; por ejemplo, para esta ciencia nube es el ‘espacio de almacenamiento y procesamiento de datos y archivos ubicado en internet, al que puede acceder el usuario desde cualquier dispositivo’. 

En el Diccionario de Arquitectura y Construcción, del sitio Parro.com.ar se define pedraplén como ‘capa de piedras colocadas sobre un talud o un terreno, para evitar la erosión’. También aparece la palabra registrada en la Wikipedia, en un proyecto de enciclopedia llamado Wikivia y en Ecured. 

Aunque vuelta ciclística es lo más usual entre nosotros, ciclista, del francés cycliste, es según el DRAE: ‘persona que anda o sabe andar en bicicleta’, ‘persona que practica el ciclismo’ y también equivale a ciclístico, por tanto vale vuelta ciclista.

De igual forma, el DRAE recoge pedalada como ‘cada uno de los impulsos dados a un pedal con el pie’.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: