Noticias del español

| |

| María Luisa García Moreno
Gramma, Cuba
Agosto del 2010

EL ESPAÑOL NUESTRO

El mayor humedal cubano es la ciénaga de Zapata, ubicada en el municipio Ciénaga de Zapata. Como ve, ciénaga se escribe con mayúscula o no en dependencia de si usted se refiere al humedal o al municipio.


Como he dicho otras veces, los nombres geográficos se escriben con minúscula. Sin embargo, esos términos genéricos muchas veces se convierten en parte de un nombre propio, por ejemplo: Río Cauto y Loma Blanca son pueblos de Granma y Santiago de Cuba; Monte Barreto y Punta Gorda, playas del litoral habanero y de Sagua la Grande; La Sierra, una cayería ubicada en Santa Cruz del Sur; Puerto Esperanza, nombre de un pueblo y una bahía pinareñas…

¡SOS! Palabras en peligro: voces como muermo, con la que hasta hace algún tiempo nos referíamos a una gripe; plomazo, 'pesado'; chalado, 'alocado'; guano, 'dinero'; huaca, 'tesoro escondido'; jolongo, 'saco o morral'; triquiñuela, 'rodeo, trampa', venduta, 'comercio pequeño', zarandear, 'contonear'; botarate, 'gastador'… casi han desaparecido del habla del cubano de hoy. Expresiones como cáspita, recórcholis, caramba, caray… ceden su lugar a otras, en ocasiones muy groseras. Frases como más fuerte que un trinquete, viento platanero, en menos de lo que canta un gallo, el pan nuestro de cada día, coger el toro por lo cuernos, se lo tragó la tierra o quedarse para vestir santos… tienen hoy muy poco uso. Ello merece una reflexión.

Aunque mucho se insistió en un tiempo, en la utilización de balompié (calco semántico del inglés), ciertamente se han impuesto los términos fútbol y futbol, y si usted busca en el diccionario académico el primero, lo remite a estos últimos, con lo que se indica una preferencia, aunque todos son válidos. Sin embargo, no hay dudas en cuanto a balonmano (calco del alemán handball), 'juego entre dos equipos de siete jugadores cada uno, que consiste en introducir el balón en la portería contraria siguiendo unas determinadas reglas, de las que la más característica es servirse de las manos'.

Me pregunta un lector cuál es el gentilicio que corresponde a los vecinos del capitalino reparto Camilo Cienfuegos, si camilense, camileño o camilero. En verdad, las tres variantes están correctamente formadas y la definición de una u otra debe imponerla el uso. Yo devuelvo la pregunta: ¿cómo se llaman entre sí o cómo les gustaría ser llamados a los residentes en este reparto, que próximamente cumplirá su aniversario?

A los nacidos en la oriental ciudad de Baracoa siempre se les llamó baracoenses; pero en los últimos tiempos se ha impuesto baracoeso, -a.

De la misma forma en que algunos se empeñan en decir e-mail, ahora se ha puesto de moda e-book. Correo electrónico está incluido en el DRAE como 'sistema de comunicación personal por ordenador a través de redes informáticas'. Ahora la RAE incluirá en la vigésimo tercera edición de su diccionario el término libro electrónico, que ya ha sido aprobado por las 22 Academias de la Lengua Española y figurará, por supuesto, en la entrada de libro, con dos acepciones: 'dispositivo electrónico que permite almacenar, reproducir y leer libros' y 'libro en formato adecuado para leerse en ese dispositivo', la expresión se incorporará durante este verano a la edición digital de esa vigésimo tercera edición, que aparece en internet. Hablemos en español: correo o libro electrónico.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: