Noticias del español

| | | | | | | |

| Agencia EFE

El español gana alumnos chinos seducidos por su utilidad y sus ídolos latinos

El cantante Ricky Martin inspiró a Cui Huizhen, una estudiante china de español, a iniciarse en este idioma, que define como «útil» porque «lo hablan millones de personas y Latinoamérica tiene mucho potencial económico». Como ella, más de 10.000 chinos lo han estudiado este curso.

«Cuando era niña escuché La copa de la vida, de Ricky Martin, y fue impresionante porque es totalmente diferente a lo que había oído antes», explica Huizhen a Efe.

Esta joven de 22 años estudia la carrera de japonés y desde hace un año aprende la lengua de Cervantes por su cuenta porque escuchó de nuevo al cantante portorriqueño y, recuerda, «pensé que no podía esperar más tiempo para estudiar español».

Huizhen también acude a «El Rincón del español», un espacio del Instituto Cervantes de Pekín, que mañana celebrará el «Día del Español» al igual que otros 72 centros repartidos en 42 países.

Este instituto, que abrió sus puertas en el 2006 y desde entonces experimenta un incremento del 60 % de alumnos cada año, terminará el actual curso académico, en agosto, con unas 4.000 matrículas abiertas.

«Al principio, los estudiantes venían porque estaban interesados en el español o eran universitarios que querían perfeccionarlo», explica a Efe el jefe de estudios del Cervantes de Pekín, Manolo Fernández.

«Ahora —continúa— la mayoría tiene entre 18 y 23 años y lo aprenden para obtener el visado de estudiante y así viajar a España, donde estudian un máster, después regresan a China y luego se marchan a trabajar a Latinoamérica con empresas chinas».

Es el caso de Huizhen, que cuando finalice su carrera, se marchará a España para estudiar Traducción e Interpretación.

También en aras de su futuro, Cao Xingming y Yang Jukun, dos jóvenes de 28 y 35 años, respectivamente, aprenden castellano.

«Quería estudiar algo y mis amigos me dijeron que por qué no estudiaba español porque es un idioma muy importante y en China no lo habla mucha gente», relata a Efe Xingming, que hace dos años y medio se sumergió en esta lengua y desde hace uno es guía turístico para hispanohablantes en Pekín.

Jukun trabaja en una consultoría y estudia la lengua cervantina por su cuenta desde hace un año ya que considera que si habla bien español tendrá más clientes, «porque —dice— la relación entre China y Latinoamérica es cada vez más estrecha».

La motivación laboral de Jukun coincide con la explicación del profesor Lu, catedrático de español en Shanghái, quien señala que el objetivo de los estudiantes chinos de español es «instrumental».

Este curso, hay en las universidades de China entre 7.000 y 8.000 estudiantes de español, cuando en 1998 eran 2.000, y los departamentos universitarios dedicados a este idioma repartidos por todo el país son ya unos setenta, el quíntuple que hace una década.

«La carrera de español ya no es considerada como una carrera sin futuro, sino que empieza a ser muy cotizada porque es útil para el comercio exterior y los negocios internacionales», precisa el catedrático a Efe.

Un reciente estudio del Instituto Cervantes de Pekín apunta que los Juegos Olímpicos del 2008, la Expo de Shanghái del 2010, la intensificación de las relaciones comerciales y de cooperación con España y América Latina, así como el incremento del turismo en ambas direcciones han sido esenciales en esta nueva química entre el español y el pueblo chino.

El estudio de este idioma también alimenta sueños, como el de Fu Yihun, un joven de 22 años que desde niño imaginó su vida en la ciudad de Barcelona y tres meses atrás comenzó a aprender español por su cuenta porque el próximo año cursará un máster en esa capital.

«Barcelona es una ciudad muy atractiva. Me gustaría conocer la cultura y las costumbres de su gente», relata a Efe este estudiante de cuarto curso de Finanzas, que también toca el piano y la guitarra española e interpreta la canción La paloma, de Julio Iglesias.

Otro soñador, Yu Jianxi, un adolescente de 15 años que viajará con sus padres hasta España para visitar Mallorca con el fin de conocer la casa y el lugar de entrenamiento del tenista Rafa Nadal, por quien comenzó a jugar al tenis y a estudiar español hace dos años.

Jianxi ya tuvo el placer de fotografiarse con Rafa Nadal hace cinco años en el Máster de Tenis de Shanghái y guarda como un tesoro la imagen. Ahora sueña con poder verlo otra vez en su viaje a España e incluso conversar con él gracias a lo aprendido.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: