Noticias del español

| | | |

| La Prensa (Bolivia)

Mario Frías: «El español es el instrumento que nos abre las puertas»

Mario Frías Infante: El reconocido lingüista, docente, periodista y traductor, recibirá el Premio Club de La Paz a la Cultura 2009.

 

«Aun siendo director de periódico, y sin exagerar, no ha pasado un día en que no lea algo de alguna obra griega, aunque sea unos cuantos versos de la Odisea, o de una pieza trágica. Si no, me sentiría incompleto», así expresa Mario Frías Infante su pasión por las obras clásicas griegas y romanas, muchas de las cuales ha traducido, labor que el polifacético hombre de la cultura considera su favorita.

El lingüista, escritor, docente y periodista con más de 55 años de experiencia profesional, recibirá el Premio Club de La Paz a la Cultura 2009, otorgado por las academias bolivianas de la Lengua, Historia y Ciencias.

De las sensaciones que le causó este reconocimiento y de sus múltiples actividades literarias e investigativas habla Frías en este diálogo con La Prensa.

¿Qué siente a pocas horas de recibir un premio tan importante por su trayectoria profesional?

—Es una satisfacción grande el ser reconocido por un trabajo que uno ha hecho; no tanto por uno mismo, sino por las áreas, los temas en los que he trabajado.

Usted incursionó en el periodismo, la literatura, la lingüística, la docencia… ¿qué campo le apasiona más?

—Son dos áreas a las que les tengo especial afecto: el idioma español, en cuanto a la gramática; y la cultura clásica, en específico las obras literarias de este período. Entonces, yo encuentro que este premio es un reconocimiento a estas áreas del saber. Sobre todo a la lengua, al idioma español, porque es el instrumento que nos abre las puertas.

¿Cómo evalúa el tratamiento y los estudios sobre estas dos áreas en el país?

—En esta época, este trabajo está muy descuidado no solamente en Bolivia, sino en general, y el hecho de que se reconozca me parece muy importante y me alegra, porque de ahí se debe empezar a trabajar. En lo personal, evidentemente, creo que no es uno mismo el que debe juzgar si tiene o no méritos, son otras personas.

De su amplia lista de publicaciones en diferentes áreas, ¿cúales destaca?

-Tengo un texto de gramática estructural que tiene ya varias ediciones, cada una aumentada y mejorada. Después preparé una obra de ortografía, o más bien un diccionario didáctico para la enseñanza, y un diccionario de sinónimos, y varios trabajos para la universidad, siempre en el área del lenguaje.

Pero al margen, ¿qué nos dice de sus traducciones del griego y latín a las que sabemos les tiene especial cariño?

—Así es. He traducido directamente del griego al español la Odisea, Edipo Rey, Antígona y la Teología de Sócrates. De la lengua latina he traducido el Tratado de la Ancianidad, de Cicerón, y las Epístolas de Pisón, de Horacio.

Además, tengo ya traducida la Ilíada, que aún no está publicada porque estoy en la última revisión.

No es común hoy en día escuchar que se traduzca directamente del griego o el latín, sobre todo en nuestro medio, ¿cómo efectúa esta labor, que aparenta ser muy compleja?

-Existen muy pocos traductores y ésta es una falencia muy grande. Sobre todo en el caso de los estudiantes de literatura y filosofía.

El proceso de la traducción implica dos pasos. El primero es conocer a la perfección la lengua fuente y sobre la cual se va a traducir, y luego dominar técnicamente la lengua a la cual se va a traducir, en este caso el español. Después de esto, es importante tener la sensibilidad de captar todos los detalles semánticos y sintácticos para no perder la riqueza de la obra original.

Finalmente, y más allá del punto de vista intelectual, creo que es necesario tener una afinidad con la obra o con el autor, porque no todo es concepto, el autor de una obra siente, piensa, tiene una cosmovisión, entonces el traductor debe tener una fascinación por este universo.

¿Y qué rescata de su etapa en el periodismo?

—En los periódicos yo he encontrado una vocación de enseñanza, de ayudar a la gente para que encuentre rubros, respuestas.

En mi labor de director (estuvo al frente de La Razón y Presencia) siempre he procurado que el periódico no sea un instrumento de confrontación, y sí que existan muchas ideas, discusión.

¿Cuáles son sus actuales actividades?

-Estoy dedicado a la investigación del griego y el latín, que es mi ocupación favorita. Y esta actividad la combino con la docencia; enseño griego en la Universidad Católica, y a un grupo de alumnos de la Universidad Mayor de San Andrés.

PERFIL

Nombre: Mario Frías Infante

Nacionalidad: boliviana

Formación: lingüista

Cargos: docente de las universidades Católica y San Andrés de La Paz, co fundador de los diarios La Razón, La Prensa y Pulso

Obras: decenas de libros de gramática y traducciones al español de obras en latín y griego.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: