Noticias del español

|

| Pablo Leites
cordoba.net, España
Miércoles, 7 de noviembre del 2007

EL DOMINIO DE LA EÑE

La letra Ñ hizo su ingreso triunfal en Internet, con palito y todo. «¿Qué dice, hombre? Si yo tengo en mi teclado a la letra en cuestión desde ya no recuerdo cuándo», podrá replicar no sin cierta lógica el lector desprevenido.


A ver si se entiende: hasta hoy, y a pesar de la cruzada que hace años inició Gabriel García Márquez a favor de la letra formada por una N y un techito de zinc, la Ñ estuvo de contrabando en el ciberespacio.

Se podía usar para escribir en cualquier teclado latinoamericano en el que una de sus 142 teclitas fuera la Ñ, incluso se podía hacer un truquito (Alt+165) para darle vida en teclados que la ignorasen, pero había algo que de ninguna manera era posible: registrar un dominio de Internet que incluyera una palabra con Ñ.

–¿En serio?

–Ajá.

Si usted se llamaba Julián Cañas y quería montar una página Web y un imperio cibernético en torno a su nombre, hasta ayer nomás debía conformarse con un confuso juliancanas.com.ar o con juliancanias.com.ar, o pedir un cambio de nombre. Peor fue el caso de un fabricante de pirotecnia especializado en cañitas voladoras que se propuso registrar el sitio canitasalaire.com.ar. La leyenda habla de varios servidores colapsados por la cantidad de interesados en el dominio.

La misma imposibilidad le negó al Ñoño la independencia del Chavo del 8 que lo vio nacer, a diferencia de Kiko y la Chilindrina, que cuentan con sus dominios desde el advenimiento de la triple W.

El suplemento de cultura del diario con más tirada del país, por caso, lleva como nombre a la Ñ en una hermosa tipografía, pero en la Red debe conformarse con ser el «suplemento de cultura», y ni hablar de las horas que se perdieron en el canal de las pelotas imaginando el nombre para un sitio de la versión argenta de La Niñera.

Con todas las letras. Pues nada. En la ceremonia de asunción de la Ñ que tuvo lugar este lunes en la muy madrileña Real Academia Española estuvo el mismísimo José Luis Rodríguez Zapatero, además de los directores de las 22 Academias de la Lengua Española y el Director de la RAE, don Víctor García de la Concha.

«A partir de ahora, sueño, cariño, España, compañerismo o mañana forman parte del cuerpo sólido de Internet y de este territorio que llamamos futuro», afirmó el presidente del Gobierno español.

Y lo mejor es que la Ñ viene acompañada. No solamente arañas, niños, mañanas y marañas podrán tener su dominio como Google manda, sino que también se podrán incluir acentos graves y agudos en cualquier dirección.

García de la Concha consideró horas antes que ambos hechos (la entrada de la Ñ y los acentos graves y agudos a Internet) supone un «pequeño paso, pero virtualmente es un gran paso» para la difusión del español en la red.

Cómo hacer. A partir de ahora, quien posea un dominio y quiera incorporar alguno de estos signos puede solicitar una modificación —hasta el momento ya se han recibido más de 4.300 y se esperan mucho más en los próximos días— y para los que quieran crear un nuevo dominio el período habilitado será a partir del próximo 12 de diciembre.

Para aquellos usuarios que no dispongan de un teclado con estos signos, porque se encuentren en el extranjero, podrán acceder a las webs por medio de un enlace y de este modo la universalidad de Internet seguirá asegurada.

Nada mal, para un idioma en el que está escrito un escaso cinco por ciento de todas las páginas que hay en la Red.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: