Noticias del español

| | | |

| Yanet Aguilar Sosa (El Universal.com, México)

El congreso virtual de la lengua cerró en la red

El suplemento cultural Babelia asumió en Internet la organización del fallido encuentro

Apenas media docena de los casi 200 ponentes convocados al V Congreso de la Lengua Española que se realizaría del 2 al 5 de marzo en Valparaiso, Chile, participaron en el Congreso Virtual que se desarrolló en el blog Papeles Perdidos del diario español El País, como extensión del número especial del suplemento cultural Babelia. Nunca llegó a la página electrónica www.congresodelalengua.cl, como habían previsto los organizadores.

El sismo de 8.8 grados Richter que sacudió a Chile el sábado 27 de febrero, provocó la cancelación del Congreso y también la posibilidad de conocer las ponencias de los participantes. Sólo tres de ellas están en línea: la de Emilio Lledó, quien iba a inaugurar el encuentro junto con Jorge Edwards y Mario Vargas Llosa; la de Jorge Volpi, titulada «¿Science in Spanish?» y la de Juan Antonio Frago, quien participaría con «Notas sobre el español rioplatense y chileno en los años de la Independencia».

Aunque Víctor García de la Concha, presidente de la Real Academia de la Lengua (RAE), fue el primer invitado a los chats abiertos a los lectores, sólo él y el escritor chileno Jorge Edwards eran parte esencial del programa original del Congreso de la Lengua. Los otros tres: Javier Marías, Héctor Abad Faciolince y José Emilio Pacheco, fueron convidados al Congreso Virtual porque no estaban en el encuentro que tenía como lema «América en la lengua española».

Congreso virtual alternativo

Las razones de que El País haya tomado la coordinación del Congreso Virtual de la Lengua Española son loables, pero lo hizo no con base en el programa original sino con escritores y periodistas cercanos a la casa, que son colaboradores del diario o autores del grupo editorial.

Ese congreso «virtual» no cumple con lo que declaró Carmen Cafarell, directora del Instituto Cervantes: «A partir de hoy, todo el material existente, como discursos, documentos y ponencias de los conferenciantes, estará disponible en la en la página electrónica www.congresodelalengua.cl, con la finalidad de que todos los interesados puedan acceder a los contenidos que inspiraron el encuentro». Sin embargo, la omisión puede ser comprensible ya que los académicos de la lengua no pudieron salir de Chile hasta final de semana.

KIOSKO recurrió a la entrevista electrónica, tanto en el caso de Víctor García de la Concha como en el de José Moreno de Alba, presidente de la Academia Mexicana de la Lengua, sin obtener respuestas. Las preguntas eran para entender el congreso virtual, si lo avalaban y desde el principio sabían que los participantes serían sobre todo escritores no incluidos en el programa original, convocados a través de chats, mesas de discusión y audios. No hubo respuesta, los académicos volaban de regreso a su país de origen y en ninguna página de las academias más importantes había liga a http://blogs.elpais.com/papeles-perdidos.

Las razones de El País son solidarias. Dice en su entrada del 1 de marzo: «En vista del desastre que ha causado la naturaleza en Chile y para no dejarnos arrinconar por ella, Babelia ha decidido ampliar el especial que empezó a publicar ayer en este blog sobre el V Congreso Internacional de la Lengua Española, en Valparaíso, y rendir un homenaje a Chile, a América y a la lengua castellana con un Congreso virtual de la lengua».

El editorial dice además que «A partir de mañana y hasta el viernes, cada día, habrá chats con académicos y escritores, audios de autores hablando de la lengua, un adelanto de palabras del nuevo Diccionario de americanismos (que se iba a presentar en el Congreso) y una pregunta a los lectores para que entre todos los hispanohablantes demos al castellano o español el tratamiento que merece».

Durante el chat con Víctor García de la Concha que arrancó el Congreso Virtual, el presidente de la RAE aseguró que la memoria del Congreso estará a disposición de todos. «Las exposiciones van a estar abiertas en Santiago de Chile. Las ponencias, comunicaciones… las rescataremos con el Instituto Cervantes para colocarlas en la web, donde hay un lugar específico para los congresos de la lengua. Esas aportaciones no se van a perder, se perderá los debates que suscite, pero las conferencias se expondrán».

El director de la RAE dijo además que el V Congreso Internacional de la Lengua Española es el de Valparaíso, de Chile, y que no habrá ningún intento de volver a hacerlo, y puntualizó que el VI será en otro lugar. «No vamos a hurtar a Chile este congreso y lo vamos a intentar completar en la medida que podamos», aclaró el académico.

Tras esa iniciativa, muchos escritores se sumaron. Además de los que chatearon y respondieron a preguntas varias, sobre su literatura, novelas particulares y consejos para un joven escritor, hubo cuestionamientos sobre el uso del lenguaje, los distintos españoles, las nuevas generaciones, la expansión del idioma y los encuentros con la lengua.

Grandes literatos en el ciberespacio

Entre los escritores que se pueden escuchar de viva voz destacan: Jorge Volpi y José María Merino —quienes sí estaban en el programa original—, Fernando Iwasaki, Almudena Grandes, Carlos Monsiváis, Juan Cruz, Eduardo Mendoza, Ray Lóriga, Javier Cercas, Juan Gabriel Vásquez, Ana María Shua, Adolfo García Ortega, Soledad Puértolas, Rosa Montero y José Manuel Caballero, entre otros.

Las reflexiones que se dieron en el Congreso Virtual en torno a la lengua tienen gran mérito. Todos coinciden en la riqueza del español, en su gran expansión, en su vitalidad y diversidad. El escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez reconoció que la lengua es una esquizofrenia. «La lengua hablada es algo que se opone radicalmente a la lengua que uno trabaja, hay una división de la conciencia, uno vive en dos mundos, ambos hechos de palabras. Uno es el mundo escrito y otro el no escrito».

Mientras Almudena Grandes aseguró que a ella le gusta el español de América por los matices que hay entre el voseo argentino y el voseo uruguayo, por ejemplo, considera que muchas veces los españoles no son conscientes «del festín que supone escribir en este idioma». Por su parte, en su participación el mexicano Jorge Volpi explicó que «el gran reto de los medios de comunicación consiste en mantener la unidad de la lengua al mismo tiempo que contribuir que esa lengua se mantenga flexible, viva y cotidiana».

El escritor peruano Fernando Iwasaki recordó que a su llegada a Madrid, en 1985, con su «vocabulario peruano» descubrió que «todos los hispanohablantes estamos separados por una misma lengua. Hay un montón de palabras con las que todavía nos hemos jugado, con las que no hemos construido nada… Yo quiero reivindicar las palabras en las que todavía no me expreso».

Las preguntas en los chats fueron variadas. Por ejemplo, a Javier Marías le pidieron una opinión sobre «Generación Nocilla», y respondió: «Me da la impresión de ser una literatura vieja y anticuada, en contra de cómo nos la han presentado. Lo que ahora se ofrece como novedad lo hizo ya mi generación en su juventud, en los años 70: la fragmentación, la falta de historia, la mezcla de elementos pop, televisivos, hoy ciberespaciales».

A Héctor Abad Faciolince los lectores lo llevaron a hablar de los aportes de los escritores en castellano. «Desde Sor Juana hasta Juana de Ibarbourou, hay miles. Esta respuesta sería como una guía telefónica de nombres y apellidos. Todo el boom, todo el indigenismo, todo el costumbrismo. La literatura recoge la riqueza de la lengua de la calle, y convierte las palabras del pueblo en palabras de buena familia. Luego España las usa, como nosotros usamos las palabras de España. Esa riqueza crece cada día».

A Jorge Edwards le hicieron hablar del poder de la palabra: «Hay momentos, tragedias como esta, en las que siento que hablar sobre la lengua es algo superfluo. La primera reacción creo que es el silencio, pero también las palabras sirven para enfocar la tragedia y salir de ella. No hay reconstrucción sin comunicación, sin palabras».

Y las profundas palabras del chileno Edwards se quedaron reverberando en el cyberespacio, en donde, a pesar de todo, este congreso virtual alternativo sobre el español se llevó a cabo, contra viento, terremotos y marea.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: