Noticias del español

| | |

| Luis Ayllónwww.abc.es, EspañaMiércoles, 6 de abril del 2011

El Cervantes de Gibraltar ya ofrece sus cursos de español a los «llanitos»

La nueva sede empieza a funcionar con las primeras 120 solicitudes. Es el primer centro que se abre en un territorio que España reclama, y donde se habla tanto inglés como castellano.

 

El Instituto Cervantes de Gibraltar es ya una realidad. Aún no ha sido inaugurado oficialmente, pero en su sede definitiva, estrenada el pasado lunes y abierta al público para matriculaciones, se preparan ya los primeros cursos, que comenzarán el próximo día 26. Hasta el momento, se han apuntado unas 120 personas, la mayoría de ellos «llanitos», nombre con el que se conoce también a los habitantes del Peñón.

La decisión de abrir un Cervantes en Gibraltar fue adoptada en diciembre del 2004, dentro de los llamados Acuerdos de Córdoba alumbrados por el Foro Trilateral de Diálogo impulsado por Miguel Ángel Moratinos, tras su llegada al Ministerio de Asuntos Exteriores. En ese foro, cuyo objetivo declarado es fortalecer entre el Peñón y las poblaciones del campo de Gibraltar, las autoridades de España, del Reino Unido y de la colonia británica participan en pie de igualdad.

Tras los Acuerdos de Córdoba se comenzó a trabajar en la implantación del Cervantes de Gibraltar, que tiene unas características especiales y que ha provocado cierta polémica, ya que se trata del primero que funcionará en un territorio reclamado por España como propio. Además, los Cervantes se montan en lugares donde no se habla castellano y, en este caso, la mayoría de la población gibraltareña es bilingüe: hablan inglés y español, con un acento andaluz similar al de sus vecinos de La Línea de la Concepción.

Acercamiento

Aún así, se considera que el centro, que está dirigido por el linense Francisco Oda, sociólogo y antiguo jefe de Estudios de la Escuela Diplomática, puede desempeñar un importante papel en la mejora del uso del español y en el acercamiento de los gibraltareños a nuestro país. «Estoy convencido de que será un elemento conciliador, un punto de encuentro sereno, que ayudará a superar los desencuentros», señaló a ABC Francisco Oda, quien subraya que «se puede ser muy gibraltareño y a la vez tener una gran pasión por la lengua española y la cultura hispánica».

Oda agregó que, aunque muchos adultos hablan español en Gibraltar, la lengua puede estar en peligro, porque los más jóvenes, por internet o por las emisiones de televisión, trabajan fundamentalmente con el inglés.

Especialidad en finanzas

Lo cierto es que, entre las preinscripciones habidas hasta la fecha, hay distintos tipos de personas. Por un lado están británicos y originarios de países del Este que trabajan en el Peñón y que no hablan español. Por otro, gibraltareños que hablan fluidamente nuestro idioma —mezclado con expresiones en inglés—, pero que tienen dificultades para escribirlo. Y finalmente, niños, cuyos padres desean que no sólo hablen bien inglés sino también español. Habrá cursos de español aplicado a las finanzas y los negocios, al turismo, la sanidad o la Judicatura y, además otros sobre literatura española y cubana.

No hay aún fecha para su inauguración ni se sabe si ondeará en el centro la bandera roja y gualda. No sería la primera vez, porque ya hubo un Consulado General de España, que fue cerrado por Franco en 1954. De momento, lo que hay es solo una placa en la sede que señala que allí se ubica el Instituto Cervantes.

Lo que se da como seguro es que, contrariamente a lo que sucede con los otros Cervantes, no será inaugurado por el Príncipe de Asturias. Tampoco es previsible que asista la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, que ha mostrado mucho menos entusiasmo que su predecesor, Miguel Ángel Moratinos, por seguir con el Foro de Diálogo, que, se encuentra en estos momentos prácticamente estancado.

Inauguración distinta

Lo más probable es que cuando se produzca la inauguración quienes asistan sean la directora del Instituto Cervantes, Carmen Cafarell, y algún responsable de Exteriores. La sede del centro se encuentra en la céntrica Market Lane, en el Cloister Building, un edificio del siglo XIX, facilitado por la familia del conocido empresario gibraltareño Joe Gaggero. Cuenta con cuatro aulas, sala de conferencias y una biblioteca.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: