Noticias del español

| | | |

|

N. Alonso

www.larioja.com

Lunes, 10 de octubre del 2011

«El argot de las nuevas tecnologías comunica cosas que la lengua convencional no permite»


Ángela Vallvey, escritora.



La escritora defiende que «los sublenguajes de Internet no tienen por qué suponer una merma de la potencialidad» del lenguaje».


La ganadora del Premio Nadal 2002 y finalista del Planeta 2008 es una voz autorizada en cuanto al conocimiento del español y de su uso en las nuevas tecnologías. No en vano, Ángela Vallvey protagonizará la conferencia que abrirá las I Jornadas Vocento 'El futuro del español'.

-¿Cómo afronta su participación en las Jornadas Vocento?

-Me parece una gran idea que se hable del español, que se hable públicamente y que se le dé una proyección mediática. A veces subestimamos la capacidad de la sociedad para atender temas que parecen de unos pocos, pero que nos afectan a todos. La lengua española ocupa todo un espacio del cerebro porque sirve para pensar y para traducir al mundo. Es un idioma con mucha fuerza, es maravilloso para la poesía, para el pensamiento, para la filosofía. Y el hecho de hablar de sus vicisitudes es para celebrarlo.

– Usted pronunciará la conferencia inaugural, 'Español y nuevas tecnologías'. ¿Con qué enfoque?

– Pretendo hacer un pequeño esbozo de lo que ha sido la historia del idioma español, una panorámica general y cómo el español se ha conformado en una de las mayores riquezas que posee España. Porque los idiomas siempre son una riqueza. Cuando algún idioma desaparece, cosa que está ocurriendo ahora con algunos muy minoritarios, el mundo es un poco más pobre. Afortunadamente, el futuro del español es próspero y tiene muchos horizontes. Las nuevas tecnologías están influyendo en el español, conformando una serie de jergas, de idiomas propios que se adaptan a la inmediatez, a la concisión que requieren esas tecnologías. Nacen una serie de sublenguajes que, a mi modo de ver, no tienen por qué suponer una merma de la potencialidad de la lengua, pero a los puristas les puede inquietar desde el momento que los jóvenes hablan con un metalenguaje que es aberrante desde el punto de vista de la academia.

-¿Cómo es ese español que se usa en las nuevas tecnologías?

– Es un español absolutamente incorrecto y casi grosero porque además la ortografía parece que se desdeñe con el uso de las redes sociales, de los móviles… Se tiene a apocopar las palabras, a contraerlas, a vulnerar todas las reglas del idioma. Pero yo quiero ser optimista y veo a chavales jóvenes que se comunican así en las nuevas tecnologías pero que luego son capaces de leer, de hablar y de escribir correctamente. Lo que sí es más preocupante es que hay un empobrecimiento de la lengua porque, por lo general, hay más alfabetización que hace un siglo, lo que hace que el uso general de la lengua sea más de 'andar por casa'. Esto hace que el número de palabras que se conocen y que se utilizan sea muy limitado, se usan unas 400 palabras para comunicar cualquier cosa. Sin embargo, siempre queda la esperanza de que el idioma no se vaya empobreciendo, sino que sea capaz de incorporar vocablos enriquecedores.

-Los jóvenes se comunican a través de las nuevas tecnologías. ¿Se habla más, pero con peor calidad?

– Es evidente que cuando una cosa se masifica, se democratiza, el listón no puede estar muy alto, tiene que ser bajopara que se iguale para todo el mundo. El idioma básico es el que sirve para comunicarse trasversalmente en una sociedad. Las cartas que se escribían antes eran bastante semejantes a los mensajes que se pueden hoy escribir por las redes sociales o por sms.

-¿Semejantes una carta de antes y un sms?

-Sí, el 'querido ermano' sin hache se repetía entonces y se repite ahora. Han cambiado las circunstancias, las herramientas, los adornos lingüísticos… pero más o menos la equivalencia es la misma. Quizás lo que nos sorprende, lo que nos inquieta, lo que nos asusta es la propia novedad de esas tecnologías.

-Ha cambiado el medio pero no el contenido.

-Efectivamente.

-¿Y ese uso en las nuevas tecnologías ensombrece el lenguaje?

-La RAE, que es la que normatiza la lengua, va un poco a remolque de la sociedad. Pero yo creo que muchas palabras del argot, de la jerga, son como el 'slang' inglés, enriquecen la lengua porque son formas de decir cosas que la lengua convencional no permite. Más que una sombra deberían ser un espacio de sol en la lengua.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: