Noticias del español

| | | |

| Labrador
estrelladepanama.com, Panamá
Lunes, 28 de julio del 2008

EL ALCÁZAR DE LA LENGUA: DEL PERÚ Y DE PANAMÁ

He consultado el portal electrónico de la Academia Peruana de la Lengua, porque noto que en el habla coloquial y en el lenguaje formal de los peruanos hay palabras de uso común con los panameños.


He encontrado allí, con enorme placer, que se encuentra en elaboración su Diccionario de peruanismos, en versión digital. Y me siento regocijado al ver, entre las voces hasta ahora publicadas, un cúmulo de palabras hermosas, algunas de las cuales, no pocas, pueden considerarse también panameñismos, por cuanto su origen, uso o vigencia es general o extendido en los territorios de estos dos países, sin excluir que algunas de ellas se utilicen hoy también en otras partes de América.

Coincido con Martha Hildebrandt en que para que una palabra sea documentada como peruanismo no es necesario que sea de uso exclusivo en Perú. Del mismo modo que, paralelamente, para que sea considerada panameñismo no tiene que ser de uso exclusivo en Panamá. En general esto sucede con los americanismos. Su uso se va extendiendo y cada país del continente los considera como propios en cuanto que se convierten en formas expresivas particulares de su pueblo. Pero no suelen pertenecer a la lengua general, es decir, se usan para señalar cosas que poseen otro nombre en el español universal.

Si me refiero en las siguientes líneas a algunas de las voces publicadas en ese Diccionario de peruanismos (DP), se entiende que se trata solo de aquellas que Perú y Panamá tienen en común, y no las menciono todas.

Acápite: párrafo, parágrafo.

Acomedirse: El DRAE lo registra con el significado de 'ofrecerse a hacer un servicio'. También es 'ayudar espontáneamente', aunque no medie el ofrecimiento. Le corresponde también el adjetivo acomedido: 'servicial, oficioso'. Además de su uso en Perú y Panamá (el diccionario no lo registra como panameñismo, pero lo es) es término que también se emplea en Colombia, Guatemala y México.

Aguaitar: el DP lo registra como voz catalana, con el significado de 'estar en acecho, mirar' y este de guaita 'vigía, centinela', palabra de origen germánico. Es palabra de uso muy antiguo.

Ajochar: Dice el DP : «En el habla familiar y popular del Perú ajochar puede equivaler a instar, incitar, instigar, azuzar, espolear, aguijonear; apremiar, acosar; hostigar, perseguir, provocar». En Panamá se emplea con todos esos significados, pero se dice jochar.

Ameritar: verbo americano para merecer. Aunque es común en Perú y Panamá, muy probablemente es de uso en otros países, pues el DRAE ya lo ha incorporado sin mayor especificación de localidad.

Ánfora: 'Urna', en Perú y Panamá. Con otro significado en México.

Apanar: 'Freír carnes, pescados', etc. después de pasarlos por un batido de huevo y harina y pan rallado. El DRAE no registra este término.

Apurarse: 'Darse prisa, apresurarse'. Se usa en casi toda América.

Arrancharse: que también puede usarse como rancharse. En Panamá se emplea la primera forma. Significa 'instalarse en un lugar'.

Azarearse: Dice el DP: «en el habla familiar del Perú, Chile, Bolivia, Ecuador y la América Central azarearse tiene los sentidos de 'turbarse, confundirse, desconcertarse, desasosegarse, sobresaltarse.» En Panamá tiene todos esos significados, pero se emplea la forma azararse.

Boletería: Es la palabra que emplean nuestros pueblos americanos para 'taquilla, casillero o despacho de billetes'.

Chaquira: el DRAE la registra como voz de origen americano, bajo la definición de 'cuentas, abalorios, etc., de distintas materias que llevaban los españoles para vender a los indígenas americanos'. También como 'sarta, collar, brazalete hecho con cuentas, abalorios, conchas, etc., usado como adorno'. Pero esta voz aparece igualmente en el DRAE como panameñismo, con la siguiente definición: 'Cuello postizo, como adorno femenino, hecho con abalorios de diversos colores'. En realidad no es exclusivamente para mujeres, por eso cuando Juan Pablo II viajó a Panamá en 1983 fue investido por los indígenas locales con una chaquira muy hermosa, que depositaron a modo de esclavina, sobre sus hombros.

(Este artículo se publica hoy como un homenaje especial a nuestros hermanos peruanos en su día).

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: