Noticias del español

| | |

| Magí Camps
La Vanguardia (Barcelona, España)
21 de febrero del 2006

¿DÓNDE ESTÁN LOS ARTÍCULOS?

Los amantes del idioma ven con perplejidad como desaparecen los artículos determinados que preceden a algunos nombres propios. El de las Naciones Unidas es uno de los casos más sorprendentes: «El presidente Bush discrepa de la línea de Naciones Unidas». La caída de estos artículos se producía ante los nombres de empresas y ante las siglas, pero no era habitual en el caso de organismos. Decimos Planeta, Gas Natural y Seat sin artículo - aunque la fábrica siga siendo la Seat y el coche el Seat-, pero usamos el artículo ante la UAB, la Generalitat o el Cesid.


Con los palacios de la Moncloa y de la Zarzuela pasa otro tanto: «Zapatero y Rajoy se entrevistan en Moncloa»; «Fuentes de Zarzuela no confirman la noticia». Parece que esta caída innecesaria pero voraz es un fenómeno que echa raíces entre los periodistas capitalinos, mientras que en este rincón del nordeste peninsular hay más querencia por los humildes artículos.

La perplejidad apuntada al principio halló explicación hace unos días en el programa de Antoni Bassas de Catalunya Ràdio. El espacio de Quim Monzó y Empar Moliner de los martes por la mañana arrojó luz al respecto: no es que a los artículos se los haya tragado la tierra; se van de la Moncloa, de la Zarzuela y de las Naciones Unidas porque los necesitan en los restaurantes para redactar sus cartas y menús: «La crema de calabaza al perfume de romero», «El filete de buey de Girona a la piedra», «El sorbete de mandarinas de Sóller con marc de cava».

Eso sí, que no falte la reducción de Pedro Ximénez.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: