Noticias del español

| |

| Magí Camps
lavanguardia.es, España
Lunes, 17 de enero del 2011

DIVINO INTERNET

El micromecenazgo posibilita que Víctor Pàmies pueda publicar su primer libro de refranes.


La víspera de Reyes, la RAE sufrió un pequeño ciberataque por parte de los contrarios a la ley que clausurará las webs que permiten la descarga de documentos protegidos por derechos de autor. Es la ley antidescargas o ley Sinde. Los piratas informáticos consiguieron colar en el diccionario en línea la palabra 'leysinde', a la que inventaban una etimología, 'legissindium' (del bajo latín), y definían así: “Dícese de la censura de Internet”.

Muy bonito, muy mono. Si no fuera porque, buscando la verosimilitud, cometieron dos deslices. El primero es que las definiciones del diccionario académico ya no empiezan con el vetusto 'dícese'. El segundo es 'internet' con mayúscula. Esta palabra aparece en la RAE en línea como nombre común y, por tanto, con minúscula, aunque se especifica que se usa también con mayúscula.

'La Vanguardia' fue pionera en el empleo de la minúscula, al considerar que seguir escribiendo 'Internet' hubiera sido como aupar el 'Teléfono', la 'Radio' o el 'Fax'. Pero como los dicciopiratas rinden culto a su dios, le dan categoría de nombre propio.

Quien sabe que internet no es ningún dios todopoderoso, pero sí puede hacer muchas cosas, es Víctor Pàmies. Vecino de Vallromanes, se define como paremiólogo por su pasión por los refranes y adagios. Desde hace más de quince años se dedica a recopilarlos, analizarlos, documentarlos y buscar sinónimos, a partir del catalán, pero también con muchas correspondencias en castellano. Y hace tres decidió compartir y difundir su trabajo en el blog 'Raons que rimen' (vpamies.blogspot.com).

Ahora Pàmies se ha apuntado al 'crowdfunding', que se abre paso en la red y que no es otra cosa que la microfinanciación. Si usted quiere ser un pequeño mecenas y le interesa el primer libro que prepara el paremiólogo barcelonés, en la web de Verkami podrá informarse de su proyecto: una recopilación de 150 páginas sobre refranes que hacen referencia a los ojos: 'Amb cara i ulls'. Veinte euros aseguran al micromecenas un ejemplar firmado. Uno puede contribuir a la causa con un monto superior o inferior, pero Pàmies considera que la bonita cantidad referida es la más adecuada: al fin y al cabo, se trata de ayudar a publicar un libro que interesa a quien se toma la molestia de microfinanciarlo, y no sale por un ojo de la cara. La caja de ahorros de nombre invertido hace una reserva que no será abonada si no se confirma el éxito del proyecto. Se necesitan 4.000 euros: al cierre de esta edición, 'Amb cara i ulls' ya contaba con 86 mecenas y 2.185 euros.

Échenle un ojo.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: