Noticias del español

| NUÑO RODRIGO PALACIOS (Cinco Días.com, España)

Diccionario para entender a Draghi

QE. Siglas en inglés de expansión cuantitativa (quantitative easing). Consiste en la compra por parte del banco central de activos en el mercado, que paga con dinero nuevo que emite (y, así, se amplía el balance, tanto activos como pasivos, del banco).

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. FRANK RUMPENHORST (EFE)

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. FRANK RUMPENHORST (EFE)

El efecto es doble: al comprar los activos sube su precio y rebaja los tipos de interés. Además, introduce dinero en el sistema financiero. Se usa cuando las bajadas de tipos clásicas dejan de tener efecto. Normalmente se asocian las siglas QE a la compra de deuda pública, aunque la compra de deuda privada también es QE.

ABS Asset backed securities, activos respaldados por deuda. Son los valores que comprará el BCE en el mercado. Son titulizaciones, es decir, paquetes que agrupan préstamos, como créditos a empresas, créditos de automóvil, de tarjetas… Al agruparse los intereses de estos préstamos los recibe el propietario de la titulización, que también asume el riesgo de impago. Al comprar el BCE estos activos la banca reduce su riesgo (los saca de su balance), por lo que puede volver a hacer girar la rueda de los préstamos.

RMBS. Es igual que un ABS, pero ligado al mercado residencial. Son, pues, paquetes de hipotecas agrupados en un solo activo.

Cédulas hipotecarias. Es un tipo de paquetes de hipotecas distinto, con un menor riesgo. Si en una titulización normal (como un RMBS) el comprador asume el riesgo de que las hipotecas no se paguen en una cédula son todas las hipotecas emitidas por el banco las que respaldan este activo. En otras palabras, las cédulas tienen prioridad en el cobro y por lo tanto tienen menos riesgo. Es un activo de mayor calidad.

Mezzanine. Tramo de una titulización que concentra mayores niveles de riesgo. El BCE podría comprar estos tramos de mayor riesgo si están garantizados por los Estados. Hacerlo de este modo estimularía aún más la concesión de crédito, especialmente en los países más castigados por la crisis.

Esterilización. Es una operación destinada a sacar dinero del sistema financiero para compensar otra operación que ha inyectado liquidez. Se puso en marcha entre 2010 y 2012 cuando el BCE compraba deuda pública: después de comprarla captaba en el mercado interbancario depósitos por una cantidad equivalente al dinero que gastó en las compras. El objetivo es más político que económico: evitar las acusaciones de imprimir dinero.

[…]

Leer más en cincodias.com

 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: