Noticias del español

| | |

|

José María Luque

Diario de Córdoba, España

Martes 31 de Mayo de 2011.

 

DICCIONARIO DEL VINO


La viña y el vino tienen un vocabulario propio. Palabras cargadas de sonoridad que conservan expresiones relacionadas con labores y útiles que ya no se emplean y que están amenazadas por el olvido. 


Palabras que nos trasladan a los majuelos con sus cepas alineadas en liños, que escoltan andanas y besanas. No faltan carriles, ni veredas, ni trineos en pleno mes de agosto, ni lagaretas ni cachones en las bodegas. Ni la chivata, el azarcón para recoger el fondo de la tinaja, ni el cobijo para cerrar el cesto con pleita o trenzado de pámpanas y sarmientos. 

 Nombres resonantes como la bigornia, el espolín, el talugo, la estampilla. Y un buen número de palabras que desvelan un ámbito desconocido en torno al vino. Dejando a un lado los términos puramente técnicos que no encajan en este grupo, ni son exclusivos del vino, las palabras más auténticas están condenadas a su olvido, destino al que se enfrentarán dentro de pocos años, apenas desaparezca la última generación de artesanos de la viña y el vino. 

Algunas afortunadas por su sonoridad o por su vinculación semántica evidente han pasado a ser de uso común: las soleras (por su proximidad al suelo), la venencia —tal vez avenencia, el instrumento con el que escanciar la copa del acuerdo, de la avenencia, cuando un apretón de manos sellaba cualquier acuerdo. 

El grupo más numeroso lo constituyen las palabras relativas a barriles, botas y bocoyes. Entre ellas, se encuentran, sin ningún orden: duque, chantel, falsete, espiche, duela, piqueta, luengo, colete, estampilla, caña, trasiego, mediano, talugo, ceazo, jarel, piso, espiqueta, y otras muchas que responden a una labor ya extinguida prácticamente. 

Muchas conservan el recuerdo de una forma de trabajar y de entender la vida, sin prisas y con paciencia. Un patrimonio que es preciso conservar y transmitir, unido permanentemente a la viña y al vino.

 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: