Noticias del español

| María Luisa García Moreno (Revista Pionero, Cuba, marzo del 2014)

Del idioma: Se parecen, pero… (II)

En un número anterior, conversamos acerca de los homófonos (de homo-, «igual» + fono- «sonido»); hoy lo haremos acerca de los parónimos, que son aquellas palabras que se parecen en su pronunciación o en su escritura; pero tienen diferente significado. Como en los homónimos, también en los parónimos se cometen muchos errores.

Por ejemplo, absorber significa «sorber, chupar» y absolver, «librar de una acusación». Entonces, ¿cómo se llama el objeto que usamos para sorber una bebida? Absorbente, ¡claro!

Trastrocar, de tras- y trocar, «cambio», significa «mudar el ser o estado de algo, dándole otro diferente del que tenía» y se conjuga como contar, con irregularidad vocálica: yo trastrueco… Su semejante trastocar quiere decir trastornar(se), perturbar(se) y se conjuga como indicar, con cambio de c en qu. Así, al hablar de una persona que tiene perturbadas sus facultades mentales decimos que está trastocada.

Por su parte, infringir del latín infringere, quiere decir «quebrantar leyes, órdenes, etc.» y su similar infligir, del latín infligere, significa «causar daño, imponer un castigo». (Alguien infringe una ley y, por eso, se le inflige una sanción.)

Embestir, (quizá del italiano investire, «acometer»), significa «ir con ímpetu sobre alguien o algo» (El camión embistió contra el edificio.), mientras que investir, (del latín investīre), es «conferir una dignidad o cargo importante». (En Chile, sea cual sea el resultado de las elecciones, investirán a una presidenta.) Ambos se conjugan como pedir, lo que quiere decir que presentan irregularidad (cambio de e en i en su lexema o raíz).

Vasto, -a, (del latín vastus), quiere decir «dilatado, muy extendido o muy grande» (vasta experiencia; vasta llanura), mientras que basto, -a, (de bastar), significa «grosero, tosco, sin pulimento». (Esos carpinteros realizaron un pulido muy basto.) También basta es sinónimo de hilván.

Como los verbos infestar e infectar tienen diferente significado, se prestan a confusión. Infestar, del latín infestāre, hace referencia a «ciertos organismos patógenos, que invaden un ser vivo y se multiplican en él; como los parásitos en sus hospedadores»; la infestación puede producirse en la parte interior o exterior de un cuerpo. (Las pulgas infestaron al perro. /El niño está infestado de parásitos.) Puede usarse en sentido figurado (Los piratas infestaban las costas caribeñas.) o referirse a «animales o plantas, que causan estragos y molestias en los campos cultivados y aun en las casas». (La zona está infestada de mosquitos.)

Infectar, del latín infectāre, se dice de «algunos microorganismos patógenos (como  bacterias,  protistas y hongos), así como virus, que también invaden al ser vivo y se multiplican en él». (El virus de la gripe ha infectado a miles de personas.)

Te recomiendo que prestes mucha atención a estas palabras «conflictivas» y que si en determinado momento tienes dudas, no vaciles en recurrir a un amigo muy útil: el diccionario.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: