Noticias del español

| María Luisa García Moreno (Pionero, Cuba, abril del 2015)

Del idioma: Más del medioambiente

Entre los términos que con la vigésimotercera edición del Diccionario de la Real Academia Española han entrado a la obra académica se halla un buen número de palabras relacionadas con el medioambiente.

Por ejemplo, calentamiento global se define como el ‘aumento de la temperatura de la atmósfera terrestre asociado en parte a la emisión de gases de efecto invernadero’ y cambio climático es el ‘cambio previsible en el clima terrestre provocado por la acción humana, que da lugar al efecto invernadero y al calentamiento global’.

De igual modo, agujero de ozono aparece como la ‘región de la atmósfera en la que se produce una disminución de la concentración de ozono, más pronunciada en la Antártida’.

Otra nuevecita es agroturismo, ‘turismo que se realiza en zonas rurales’, definición para la que se utilizan también los términos turismo rural, turismo activo, turismo alternativo, ecoturismo o turismo verde, palabras que hablan de una manera de viajar diferente, no convencional, para disfrutar las bellezas de la naturaleza.

Del elemento compositivo bio- o -bio, procedente del griego y que significa ‘vida’ se han incorporado biocombustible y biodiésel, para referirse a aquellos que proceden de fuentes naturales y no de materias fósiles.

Se incorpora el adjetivo anticontaminación, que remite a ‘lo que evita o reduce la contaminación del medioambiente’.

También se han precisado o rectificado una serie de términos, entre otros, parque nacional, que se define como un ‘espacio natural, con características similares a las de un parque, cuya conservación ha sido declarada de interés nacional por ser representativo de alguna zona geográfica natural’, mientras que  la edición del 2001 afirmaba que era un ‘paraje extenso y agreste que el Estado acota para que en él se conserve la fauna y la flora y para evitar que las bellezas naturales se desfiguren con aprovechamientos utilitarios’, como puedes apreciar, la nueva definición es mucho más precisa.

Por su parte, reserva natural o ecológica es un ‘área protegida’, de importancia para la vida silvestre, flora o fauna, o con rasgos geológicos de especial interés, que es protegida y manejada por el hombre, con fines de conservación y de proveer oportunidades de investigación y de educación”.

En tiempos en que la preocupación por el cuidado y conservación del medioambiente se convierten cada vez más en actitudes inherentes al ser humano, crece, por supuesto, el número de vocablos relacionados con el tema. De esa forma, los hablantes y la vida misma contribuyen a la creación de nuevas palabras.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: