Noticias del español

| | |

| María Luisa García Moreno
Pionero, Cuba
Mayo del 2010

DEL IDIOMA: GUAJIRITO SOY…

Entre nosotros, este mes es rico en efemérides, como la relacionada con el 17 de mayo. Ese día, en 1946, fue asesinado el campesino Niceto Pérez; en 1959, fue firmada la Reforma Agraria, y, en 1961, creada la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP). Por todo ello, ese día, los cubanos lo dedicamos a los campesinos o guajiros.


En internet circula un trabajo referente a la etimología de guajiro, según el cual, esa palabra tan cubana proviene del inglés. La explicación resulta atractiva, pues evidencia la admiración de los miembros del V Cuerpo Expedicionario norteamericano, llegados a Cuba cuando la Guerra de 1895 estaba ya ganada por los mambises. Según esta versión, guajiro procede de la expresión war heroes (héroes de la guerra), aplicada a quienes en más de una ocasión les habían sacado las castañas del fuego y que «suena» muy similar.

La explicación resulta atractiva; pero no es cierta y si algo de verdad hay en ella, su origen tendría que remontarse a 1762, durante la toma de La Habana por los ingleses; entonces habría que preguntarse cómo se generalizó un término aparecido no solo en una región muy pequeña (La Habana), sino además la menos rural del país, lo que le da pocas probabilidades.

Aunque justa, constituye un gazapo histórico y lingüístico, pues en varias fuentes aparece utilizada con anterioridad. Por ejemplo, en el Diccionario Provincial Casi Razonado de Voces Cubanas, de Esteban Pichardo (1836) se hace referencia a que en Yucatán, guajiro significa 'señor'.

En 1840, Mercedes Santa Cruz, condesa de Merlin, en la número XIX de sus famosas Cartas desde La Habana, describe al guajiro y dice: «[…] Los guajiros y montoneros no se parecen en nada a los campesinos de ninguna parte».

Más adelante, en 1856, el sustantivo quedó inmortalizado en Rumores del Hórmigo, del poeta Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, el Cucalambé, quien en las décimas de El amante rendido expresa: «Por la orilla floreciente / que baña el río de Yara / donde dulce, fresca y clara / se desliza la corriente, / donde brilla el sol ardiente / de nuestra abrasada zona / y un cielo hermoso corona / la selva, el monte y el prado, / iba un guajiro montado / sobre una yegua trotona».

Además, aparece en numerosas citas de nuestro Héroe Nacional, José Martí. En una de ellas, fiel a su política de unir, dice así: «Franca y posible, la revolución tiene hoy la fuerza de todos los hombres previsores, del señorío útil y de la masa cultivada, de generales y abogados, de tabaqueros y guajiros, de médicos y comerciantes, de amos y de libertos».

De modo que, aunque la etimología de la palabra es poco precisa, sí es seguro que no procede del inglés.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: