Noticias del español

| | |

| María Luisa García Moreno
Revista Pionero, Cuba
Diciembre del 2009

DEL IDIOMA: EL CAMPO DE LAS PALABRAS

Con respecto a la lengua, el término campo tiene también su aplicación. Se denomina campo semántico al conjunto de palabras de una lengua que comprende términos ligados entre sí por referirse a un mismo orden de realidades o ideas.


El término semántico se deriva del francés sémantique, que quiere decir «que significa, significativo» y procede, en última instancia del griego sema, «signo». Se considera que sema-, semio- y -semia son elementos compositivos que participan en la formación de nuevas palabras como semáforo, ese aparato eléctrico que, a través de señales luminosas, regula el tránsito o polisemia —poli-, «muchos»—, término que se refiere a la «pluralidad de significados», justamente ese fenómeno que permite que la palabra campo tenga más de 18 acepciones: «terreno extenso fuera de poblado», «tierra laborable», «sitio para un desafío», «terreno de juego o instalación donde se practica algún deporte», «ámbito propio de una actividad», más otras relacionadas con algún campo del conocimiento o la vida como: campo eléctrico, campo gravitatorio, campo magnético, campo vectorial, campo óptico, campo visual, campo militar, campo de batalla, campo de tiro, campo del honor, campo de concentración, campo de refugiados y, entre otras muchas, campo semántico.

De modo que en un campo semántico hay un conjunto de palabras con un núcleo de significación común como puedes apreciar en los siguientes conjuntos:

pared, tapia, muro, cerca, muralla…

• motocicleta, coche, camión, bicicleta, carro, auto…

• casa, vivienda, apartamento, piso, chalé, mansión…

• espejismo, delirio, ficción, fantasía, alucinación, sueño, quimera, utopía…

Sin embargo, no son palabras que puedan considerarse sinónimas, pues no es lo mismo una moto que un auto, aunque ambos sean vehículos y sirvan para la transportación.

Reflexiona un poquito acerca de la necesidad de ampliar nuestro vocabulario para expresarnos con precisión: el campo de las palabras también puede ser fértil.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: