Noticias del español

| J.A.Aunión (El País, España)

Del «ejque» y otras claves para identificar el habla de Madrid

Pese a la extendida idea de que no tiene acento, Madrid presenta muchas características lingüísticas.

Apenas llevaba cuatro meses como estudiante en la Universidad de Alcalá, y la joven estadounidense Robyn Wright ya hablaba español con dejes locales. «Vaya. Ya se te ha pegado el ejque madrileño», le dijo la madre de una amiga una tarde de 2003 en referencia a la característica pronunciación de la s como si fuera casi una j, por ejemplo, en esa famosa versión del «es que» o en palabras como bosque o casco.

«Me hizo mucha gracia. Ni siquiera me había dado cuenta», explica por teléfono Wright cuando se le pregunta por qué le ha dado a una profesora de Lengua y Literatura Española en la Universidad de Hendrix, en Arkansas, por estudiar algo tan específico como El Ejke madrileño. Estudio sobre la percepción y la producción de la /s/ velarizada en Madrid.

Así se titula el completo trabajo de 202 páginas que acaba de publicar y que concluye, a través de más de 400 entrevistas a hispanohablantes de todas las autonomías españolas, que ese ejque, se suele asociar, efectivamente, al habla de madrileño. Y, en general, con connotaciones muy negativas. Por ejemplo, a quienes lo usan se les adjudican rasgos como «menos inteligente, más perezoso, mezquino, menos fiable y con mal carácter», dice el texto. Incluso entre los propios madrileños se ve con rechazo.

Leer más en www.elpais.com.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: