Noticias del español

| Elena Álvarez Mellado (eldiario.es, España)

De qué hablamos cuando hablamos de «consentir»

Sí, consentir significa ‘dar la aprobación para ser partícipe en una actividad’. Pero resulta que consentir significa también ‘permitir o tolerar pasivamente que ocurra algo’.

Un banco es un asiento. Y también una empresa financiera. O un conjunto de peces. Tirar significa ‘lanzar algo’. O ‘desecharlo’. Y también ‘acarrear’.

La polisemia y la ambigüedad son el pan nuestro de cada día en lengua. De hecho, la mayoría de palabras de un idioma acaparan varios significados. Y tiene sentido: al fin y al cabo, una lengua que asignase un único significado a cada palabra acumularía un repertorio de vocabulario inabarcable.

Habitualmente, la polisemia no genera demasiados conflictos a los hablantes porque sabemos discernir sin mucho esfuerzo el significado con el que nuestro interlocutor está usando una palabra polisémica, ya sea a través de las palabras que la acompañan o de la situación que nos rodea. Es improbable que la frase ¡mira ese banco! se refiera a una sucursal financiera si estamos en el acuario mirando peces.

Sin embargo, hay algunas palabras en las que la polisemia resulta menos evidente y las palabras se convierten en un terreno minado. El verbo consentir es una de ellas.

Leer más en www.eldiario.es.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: