Noticias del español

| |

| Roberto Guzmán
Clave Digital, Santo Domingo
Martes, 11 de noviembre del 2008

DE PALABRA EN PALABRA: ASEDIO DE

«La familia le pone fin al asedio DE Elián».


En una ocasión se leyó un titular que decía: «La familia le pone fin al asedio DE Elián». Cuando se tiende un cerco alrededor de una ciudad o sitio se usa la preposición DE. Así se habla o escribe acerca del asedio de Tebas, si se quiere.


Asediar es rodear, cercar. Cuando se rodea A una persona se cerca A la persona. Cuando se usa el verbo ASEDIAR en sentido figurado aplicado a una persona, lo que se hace es que se le pregunta de manera repetida, insistente, se le pide en demasía etc. En este caso se puede utilizar el verbo acosar como equivalente para la situación de asedio. Cuando la acción de asediar se hace sobre una persona no se cree que la preposición que más convenga sea DE, sino A.

*ASTILLADURA

Esta palabra no figura en el Repertorio Oficial de la Lengua. El verbo astillar sí existe y una o dos palabras más de la misma familia. Entre las últimas se pueden citar, astillable, astilloso, astillado, astillarse, astillazo.

La única forma de expresar la acción de astillar es recurriendo a unas palabras más. SE ASTILLÓ. DESPRENDIÓ O PRODUJO ASTILLAS, ESTÁ ASTILLADO. Para las maderas o materiales que producen astillas con facilidad se dice que son astillables. Lo que se desprende cuando se produce la acción es una astilla, no una *astilladura.

En el español de Cuba astilla referido a una persona es un 'calavera'. Es 'dinero'; así se refieren al peso cubano. Esta información consta en el Diccionario mayor de cubanismos de José Sánchez Boudy.

Permanece en la memoria la pronunciación que solían utilizar los moradores de las regiones rurales cuando se referían a las astillas. Ellos decían etilla, y el verbo era etillar. Si la memoria no falla había un dicho que era «dar etilla» que no precisa de aclaración para los dominicanos.

ATENTADO

Se encontró esta palabra usada para definir un tiroteo contra un edificio. No se cree que sea el mejor término para describir el ATAQUE, o el TIROTEO, porque dentro del vocablo ATENTADO está lo de la AGRESIÓN contra la vida o la integridad física o moral de una persona. Las autoridades legalmente constituidas son susceptibles de ser agredidas por medio de atentado cuando hay desacato grave u ofensa a un principio o al orden.

Quizás en este caso lo único que hubo fue unos DISPAROS hechos al edificio de la alcaldía sin el ánimo de atentar contra nadie. Quizá fue un hecho destinado a llamar la atención del público. Pudo muy bien ser una protesta violenta contra algo no específico.

ATENUANTE

«… ofrecía reducciones de sentencias y OTROS ATENUANTES a cambio de pagos de…»

Este vocablo es femenino cuando es sustantivo, pues designa una «circunstancia atenuante», que es como se llama en español a la figura jurídica que permite reducir las penas aplicables en casos de delitos.

Muchas personas y hasta profesionales de la «comunicación» se olvidan de esto, o peor aún, no lo saben y la usan como masculino, así se encontró lo siguiente: «… ofrecía reducciones de sentencias y OTROS ATENUANTES a cambio de pagos de…»

Para quienes sientan curiosidad, también existen las circunstancias agravantes, conocidas como «agravantes» y, en este caso también es femenino lo de agravante.

La palabra en sus funciones de adjetivo puede acompañar en género, sin ningún cambio en la grafía, a sus respectivos nombres.

AUSENTARSE A – AUSENTARSE DE

«…para evitar que se ausentara A la toma de posesión».

El verbo ausentarse acompañado de la preposición A es usado con propiedad cuando se trata de un momento o una hora, como en el caso en que una persona dice: «Se ausentó A las tres de la tarde». En los casos en que una persona se ausenta de un lugar, entonces debe emplearse la otra preposición, DE. Así resulta: «Se ausentó DE la sala de reuniones al comienzo».

Quizás por distracción del copista o del redactor se leyó este dislate en fecha reciente: «…para evitar que se ausentara A la toma de posesión». En la realidad de los hechos, lo que debió usarse fue: «… para evitar que ASISTIERA A la toma de posesión…» En el caso específico se trataba de la asistencia de un Jefe de Estado a la toma de posesión de un Presidente de otro país. Parece que la distracción fue del redactor.

*AUTODESCALIFICARSE

«No se requiere que la jueza se AUTODESCALIFIQUE debido a una participación…»

La palabra es demasiado larga y hasta difícil de pronunciar. Por su desmesurada extensión quizás llama más la atención y es de la preferencia de los periodistas.

Existe un término en español muy sencillo que expresa la idea cabalmente. «No se requiere que la jueza se INHIBA…»

Eso es lo que hace un magistrado, INHIBIRSE del conocimiento de una causa cuando hay conflicto de intereses, cuando piensa que no puede asegurar un juicio imparcial.

El prefijo auto es de origen griego. Es muy fecundo en el español moderno. Las nuevas generaciones de hispanohablantes se han servido mucho de él para acuñar nuevos vocablos. Es además un elemento prefijo que aparece en numerosos compuestos al automóvil.

Existe doble pena contra quien atenta contra el idioma español como en el caso del título. La razón para ello viene del doble pecado. Primero: uso de una palabra que no es de buena solera en el español. Segundo: cuando el sujeto del verbo es el objeto del mismo, es decir, cuando lleva añadido el pronombre reflexivo se, entonces la acción la hace y la recibe la misma persona. No es posible, por tanto, que se auto y descalificarse. Hay en ello una repetición redundante que huelga; es una repetición inútil.

AVENIDA

«… y sería una nueva AVENIDA para el caso…»

Según las definiciones que trae el DRAE para esta palabra, este vocablo no tiene nada que ver en este sitio. Es sabido de todos lo que es una avenida en su sentido más estricto, se trata de una vía ancha, a veces con árboles a los lados.

El Diccionario de la Academia en su última edición no consigna ninguna acepción en sentido figurado, por lo tanto eso que se copió al principio de esta sección es un estirón desvergonzado del término. Quizás, se escribe quizás, es una mala traducción de la palabra del inglés issue. Si así fuere lo que corresponde escribir es VÍA, CAUSA, PUNTO, CUESTIÓN, SALIDA, PROBLEMA.

Si lo que se quiso escribir fue que existía otra VÍA, debieron hacerlo en español, pues en esa lengua eso es lo que ha impuesto el uso. Las avenidas se reservan para los paseos. En nuestro idioma también se puede y se suele decir «no quedó otro camino» o bien, «esa es la única salida».

Según las noticias que se poseen, es traducción literal del inglés avenue en su acepción de encontrar una nueva solución, dar una nueva luz a alguna actividad o propósito.

DESAHUCIADO

«…exigió que los comerciantes recogieran la basura, quitaran a los DESAHUCIADOS de la calle y tomaran medidas contra el delito.

No se puede adivinar que buscan estos desahuciados aquí, pues las acepciones que se conocen de la palabra no guardan relación alguna con desamparados.

DESAHUCIADO es el participio pasado del verbo DESAHUCIAR que en el Repertorio Oficial de la Lengua, se consigna con tres acepciones.

La primera es la de «quitar a alguien toda esperanza de conseguir lo que desea». Luego le sigue la que menciona al médico que le niega esperanza de curación al enfermo. La última es la del dueño que consigue echar de los locales ocupados por medios legales al arrendador. Un desahuciado sería la persona a quien se le niega toda esperanza, o la persona a quien se le despide de los locales en que vivía o tenía negocios, mediante una acción legal.

Se barrunta que el redactor de la fase copiada se refería a las personas que no tienen viviendas, los «sin techo», los ciudadanos que viven en las calles.

*ENDULCORAR

El voquible que sirve de título a esta sección de los comentarios NO existe en español. Si se lo escuchan a alguien es porque «se contagió» por medio del inglés.

En español SÍ existen ENDULZAR, ENDULCIR, ENDULCECER, ENDULZORAR, ENDULZURAR. Cuando se quiera «endulzarle la dosis a alguien» se puede recurrir a cualquiera de los verbos que se copiaron más arriba, todos sacados del DRAE. Conste que no son inventados. De pasada es oportuno mencionar que en español tampoco se cuenta con “endulcorantes”.

El verbo que existe en español es EDULCORAR. Es endulzar cualquier producto de sabor desagradable o amargo con sustancias naturales o sintéticas. Ese verbo soporta también el sentido de mitigar los aspectos más hirientes o desagradables de un asunto. Por último, es embellecer o mejorar falsamente algo.

Edulcorante es la sustancia que edulcora los alimentos o medicamentos.

CARACTERIZAR

«Sin querer CARACTERIZAR los argumentos del señor A., puedo afirmar enfáticamente…»

Si se examina lo que significa este verbo que se ha destacado en el texto, se observará que se ha hecho un uso impropio del mismo. Véase el caso:

«CARACTERIZAR. tr. Determinar los atributos peculiares de una persona o cosa, de modo que claramente se distinga de las demás. // 2. Autorizar a una persona con algún empleo, dignidad u honor. // 3. Representar un actor su papel con la verdad y fuerza de expresión necesarias para reconocer al personaje representado. // 4. prnl. Pintarse la cara o vestirse el actor conforme al tipo o figura que ha de representar». Ahí termina la cita de la Academia.

No se piensa que se puedan reconocer «atributos peculiares» en los argumentos de A. Las otras acepciones no vale la pena si mencionarlas porque sería ridículo tratar de hacerlas entrar en el contexto. Lo que por lo general se hace es que se dice que los rasgos distintivos de algo caracterizan eso de que se trata o habla.

Quizás lo que lleva a usar este verbo con estas atribuciones es el hecho de que la palabra CARÁCTER significa entre otras cosas: «Conjunto de cualidades o circunstancias propias de una cosa, de una persona o de una colectividad, que las distingue, por su modo de ser u obrar, de las demás». La diferencia estriba en que esas cualidades no se las atribuye alguien a otro, sino que las posee la primera de forma independiente. Lo que hace el hablante es que reconoce que esa persona o cosa tiene esas cualidades, no hace que se las atribuya.

Lo que convenía en este caso era emplear el verbo calificar.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: