Noticias del español

| José A. Martínez Lara (Últimas Noticias, Venezuela)

De otras lenguas, pero necesarios

El hecho de que algunos verbos no aparezcan en el DLE no significa que no existan, que su uso sea equivocado y que los hablantes deban ser sancionados

En uno de los tantos mensajes de Facebook puede leerse la siguiente afirmación: «No existen los verbos aperturar, agendar, direccionar, legitimizar, antagonizar, su uso es un error». Esta frase lapidaria es una media verdad esgrimida por quienes -apegándose a criterios prescriptivistas- defienden la pureza de nuestra muy amada lengua española.

Esta afirmación la sustento, puesto que, ciertamente, esos verbos no se encuentran registrados en la última edición del Diccionario de la lengua española (DLE, 23ª, llamada Edición del Tricentenario), por ende, «no existen». No obstante, el hecho de que estos verbos no aparezcan en el DLE no significa que no existan, que su uso sea equivocado y que los hablantes que los usen en sus interacciones cotidianas deban ser sancionados. No. Esto no puede ser concebido de esta manera. La presencia de estos verbos —al igual que muchas otras palabras— en las conversaciones cotidianas es la expresión natural de la creatividad y la revitalización de una lengua.

El nacimiento de una palabra o neologismo es la consecuencia de la necesidad de los hablantes de nombrar una nueva realidad, situación o estado.

Leer más en ultimasnoticias.com.ve

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: