Noticias del español

| | |

| Marcelo Arduz Ruiz, de la Academia de la Lengua
La Prensa (Bolivia)
Viernes, 23 de abril del 2010

CURIOSIDADES EN EL LENGUAJE: BUDISMO

Del sánscrito Buda: el sabio. Corriente mística contraria al formalismo de los brahmanes, que considera la vida una cadena de sufrimientos, exponiendo la práctica del bien y el sacrificio de sí mismo como medio de librarse de la secuela de sus males. Aunque al inicio coincide con el brahmanismo en que el universo se concibe como simple ilusión, proclama como fin de la religión conducir al ser hasta el estado de paz absoluta o Nirvana. Fue fundada en la India en el siglo V antes de Cristo por Buda, el príncipe Siddharta Gotama, hijo del rey de los Sakias, por lo cual también se lo conoce como Sakiamuni o el solitario de los sakias; habiendo inspirado la metáfora del Lobo estepario al premio Nobel de Literatura Hermann Hesse (1877-1962), una de las joyas de las letras universales, titulada Shidarta.


Criado en medio de lujos palaciegos y destinado por su origen a la carrera de las armas, desde muy joven despertó conciencia ante las miserias humanas, decidiendo consagrarse por entero a la meditación, la vida austera y devoción espiritual. Separado de la familia durante seis años, elaboró una doctrina de amor y renunciamiento que predicó durante cuarenta años, accediendo poco antes de su muerte a lo que dentro su doctrina se conoce como Nirvana, una especie de anonadamiento o paraíso mental que otorga al hombre la libertad total que lo aparta de ataduras vitales. Hasta el siglo II a. de C., se representaba a Buda Gotama montado a caballo, rodeado de guardias y cortesanos, antes de retratarlo en actitud contemplativa, sentado sobre la flor de loto, adoptada en pueblos orientales como símbolo de pureza espiritual.

Aunque este estado de prospección interior proclamaba inicialmente la inexistencia de Dios y la salvación, sin ser Buda un dios propiamente tal, su doctrina adquirió relevancia a través de los Libros Búdicos, siendo adoptada bajo nominación de Hinayana en religión oficial de la antigua India. Sin embargo, al influjo de los doce siglos que duró la «noche negra» de las invasiones extranjeras, entre ellas la griega, persa, musulmana y la postrimera inglesa, alentó la destrucción de sus grandes templos, monumentos y esplendorosas ciudades; entre las cuales Ptolomeo cita como una de las más antiguas a la famosa capital Kanudje, que pese a «sus fortificaciones y arquitectura que justamente podía vanagloriarse de no tener rival», fue devastada el año 1016 de nuestra era, sin dejar rastros que puedan revelar su historia a la posteridad. Aunque en el siglo VII y VIII de nuestra era, con el renacimiento del brahmanismo en la India casi se extingue el culto búdico, en la actualidad sobrepasa de un billón de adherentes en el mundo gracias a la extraordinaria difusión alcanzada en Oriente, principalmente la ex Indochina, Tíbet, China, Japón y Corea.

En territorios de Afganistán se encontraban tallados en una cadena montañosa los Budas más grandes del mundo, destruidos por una fanática secta religiosa a fines del pasado siglo, no obstante de haber sido declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. En la actualidad, la mayor estatua pétrea del mundo se localiza en la República Popular China: el gran Buda de Leshan, que mide 71 metros de alto, reconocido en las listas de la Unesco como patrimonio mundial. Se halla en uno de los sitios sagrados del Budismo, al pie del monte Emei, desde cuya cumbre luego de alguna lluvia se suele contemplar al fondo un arco iris entre las nubes; fenómeno natural éste bautizado como «halo de Buda»…

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: